Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Irán ha presentado oficialmente una nueva versión de su conocido dron 'kamikaze' Shahed, ahora impulsado por un motor a reacción en lugar de la configuración anterior con hélice de pistón. El Shahed-238 también se mostró con nuevos sistemas de guía, incluyendo radar y guía electro-óptica/infrarroja, además de las versiones anteriores que utilizaban principalmente navegación inercial y GPS para alcanzar objetivos fijos.

El Shahed-238 fue exhibido en tierra durante una "exposición de logros aeroespaciales" organizada por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés), en la Universidad de Ciencia y Tecnología Aeroespacial Ashura, en Teherán, el 19 de noviembre. La exposición contó con la presencia del Líder Supremo de Irán, Ali Khamenei, quien observó varios drones y misiles iraníes.

La existencia del dron con motor a reacción fue revelada por primera vez en septiembre. Desarrollado sobre la base del dron Shahed-136, ampliamente utilizado por Rusia en Ucrania, se exhibieron tres ejemplos del Shahed-238, representando tres opciones diferentes de guiado. Se cree que una de estas opciones incluye un buscador antirradiación, lo que sugiere su posible uso en misiones de supresión/destrucción de defensas aéreas enemigas (SEAD/DEAD) al dirigirse a transmisores de radiofrecuencia hostiles, especialmente radares de defensa aérea.

La existencia de un buscador de radar activo también es posible, lo que sería un avance tecnológico importante, aunque no está claro cuáles son sus capacidades reales. Si es un buscador de radar activo, teóricamente permitiría al dron impactar objetivos móviles en cualquier clima, aunque se desconoce cómo encontraría inicialmente el objetivo correcto después de volar una distancia significativa desde su lanzamiento hasta su área objetivo.

El modo de operación de la versión con guía electro-óptica/infrarroja no está claro, con informes que sugieren el uso de un sensor infrarrojo pasivo para localizar de forma autónoma fuentes de calor, mientras que otros describen un sistema de hombre en el bucle, con un operador utilizando video del sensor para guiar el misil a su objetivo.

Es importante destacar que el Shahed-238 será más costoso que las versiones con motor de pistón. Aunque el bajo costo ha sido una ventaja, incluso con un aumento en el precio, seguirá siendo más asequible que un misil de crucero, permitiendo ataques masivos contra objetivo enemigos.

Los tres drones Shahed-238 también presentaban un inusual esquema de color negro mate. Aunque esto ha llevado a especulaciones sobre si podrían haber recibido algún tipo de tratamiento con un recubrimiento o pintura que derrota radares, podría simplemente reflejar el hecho de que estos drones están destinados principalmente para ataques nocturnos.

Sin embargo, cualquier tipo de firma de radar reducida claramente haría al Shahed-238 un objetivo más difícil para las defensas aéreas. Eliminar el motor de combustión interna expuesto y la hélice también reducirá la sección transversal del radar del dron, posiblemente de manera significativa. Aunque, por otro lado, el escape del motor a reacción también contribuirá a una firma infrarroja aumentada, especialmente cuando se ve desde la parte posterior.

Aunque no se proporcionaron detalles sobre las especificaciones del Shahed-238, la propulsión a chorro asegurará una velocidad significativamente mayor y tiempos de tránsito rápido al objetivo, lo cual es un factor importante al intentar atacar objetivos más sensibles al tiempo. Sin embargo, el motor a reacción también afectará la autonomía, a menos que se haya introducido capacidad adicional de combustible. Será interesante ver si el tamaño de la cabeza explosiva se ha reducido para agregar más combustible, incluso en cantidades relativamente pequeñas.

Se informa que el Shahed-136 básico tiene un alcance máximo de 2,000 kilómetros (1,240 millas) y una velocidad de crucero de 180 km/h (111 mph), aproximadamente la misma velocidad que un Cessna 152.
Irán presentó el Shahed-238, una nueva versión de sus drones suicidas, propulsados por turbina