Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos anunció este viernes un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania por un valor de USD 425 millones, destinados exclusivamente a fortalecer sus capacidades ofensivas y de defensa frente a las tropas rusas.

El Pentágono precisó que del total de esta suma, unos 125 millones de dólares estarán destinados a cubrir las necesidades más inmediatas de Kiev en el campo de batalla mientras los restantes USD 300 millones serán para reforzar sus sistemas a largo plazo. Esta última suma, sin embargo, agota la totalidad de los fondos de la Iniciativa de Asistencia para la Seguridad de Ucrania (USAI).

Así, este dinero se verá materializado en munición adicional para los sistemas de misiles tierra-aire NASAMS y los famosos HIMARS, rondas de munición de 155 y 105 milímetros, proyectiles TOW, misiles antitanque Javelin, más de tres millones de rondas de municiones para armas pequeñas y granadas.

Además, se incluirán minas antipersonales del tipo M18A1 Claymore, 12 camiones para el transporte de equipamiento pesado, piezas de repuesto y mantenimiento, y equipos para combatir el frío del invierno que se aproxima.

Con esta acción, Washington ratificó su compromiso y el de los 50 aliados de occidente con el suministro a Ucrania, el tiempo que necesite y de la forma que necesite para poder defenderse y prevenir nuevas agresiones de Rusia en el futuro.

“La asistencia en materia de seguridad para Ucrania es una inversión inteligente en nuestra seguridad nacional. Ayuda a prevenir un conflicto mayor en la región y disuadir posibles agresiones en otros lugares, al tiempo que fortalece nuestra base industrial de defensa”, agregó el Departamento en el comunicado.

Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, reiteró que el país se mantendrá junto a Kiev el tiempo que sea necesario, hasta que las tropas de Vladimir Putin cesen sus “brutales ataques” y se retiren de los territorios ocupados.

El anuncio llegó en un momento en el que la comunidad internacional se esfuerza por dejar en claro que, a pesar del estallido del conflicto entre Israel y Hamas en Oriente, la guerra en Ucrania sigue siendo una de las prioridades y no se verá opacada ni olvidada por los recientes sucesos.

En ese sentido, la Casa Blanca insistió en la importancia de que el Congreso apruebe el nuevo plan de asistencia enviado por el presidente Joe Biden, en el que se prevé una suma para Volodimr Zelensky y otra para Benjamin Netanyahu.

Puntualmente, el mandatario solicitó de forma urgente una partida presupuestaria por más de 100 millones de dólares, con USD 61.400 millones para el primero y USD 14.300 para el segundo.

Luego de unas semanas de tensión e inactividad por la falta de un speaker, este jueves la Cámara de Representantes finalmente dio el visto bueno pero únicamente a la suma israelí, razón por la cual los demócratas en el Senado planean bloquear su avance hasta conseguir la aprobación total.

“Los ucranianos están en la primera línea de la batalla por la libertad y la democracia. A medida que entramos en lo que parece ser otro invierno brutal de ataques rusos, es decisivo que el Congreso mande al mundo un mensaje importante sobre la resolución estadounidense”, expresó la portavoz de la presidencia Karine Jean-Pierre.
Estados Unidos anunció un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania por 425 millones de dólares