Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El esperado bombardero B-21 Raider ha dado un paso crucial en su camino hacia el primer vuelo programado para finales de este año al completar con éxito su primera serie de pruebas de rodaje en tierra. Estas pruebas exhaustivas constituyen un hito esencial en la evaluación de sistemas, componentes y funcionalidades de la aeronave, permitiendo mitigar riesgos, optimizar el diseño y mejorar su eficacia operativa.

La campaña de pruebas de rodaje sigue un patrón establecido en el que se evalúan las cualidades de manejo en tierra a velocidades lentas y medias antes de avanzar hacia las pruebas de alta velocidad, que marcan el camino hacia el tan esperado primer vuelo. Cada paso es crucial para garantizar que el B-21 Raider cumpla con los estándares de seguridad y rendimiento más rigurosos.

En marzo de 2023, el Secretario del Ejército del Aire, Frank Kendall, anunció que el primer vuelo del B-21 Raider estaba previsto para "finales de 2023". No obstante, los responsables del servicio han enfatizado que la fecha del vuelo inaugural dependerá de la preparación técnica de la aeronave, priorizando la seguridad y la calidad del proceso sobre el cumplimiento estricto de un calendario.

El avión que actualmente se somete a las pruebas de rodaje es uno de los seis ejemplares que se sabe que se encuentran en diversas fases de producción. El contrato del B-21 Raider tiene como objetivo configurar todos los aviones de prueba como modelos operativos una vez que se hayan completado con éxito las pruebas.

La última vez que el B-21 Raider se dejó ver en el exterior fue durante las primeras pruebas de encendido de motores en la Planta 42 de la Fuerza Aérea en Palmdale, California. Estas pruebas marcaron un hito previo en el proceso de desarrollo y ahora se han seguido con las pruebas de rodaje en tierra, lo que demuestra el continuo progreso del programa.

El B-21 Raider, desarrollado por Northrop Grumman, es un elemento fundamental en la modernización de la flota de bombarderos estratégicos de Estados Unidos. Se espera que este avanzado bombardero furtivo desempeñe un papel crucial en la defensa y disuasión estratégica del país en las décadas venideras. Su capacidad para operar en entornos altamente desafiantes y su avanzada tecnología hacen del B-21 Raider un activo valioso en la capacidad de defensa nacional de Estados Unidos.

A medida que el programa del B-21 Raider avanza, las pruebas en tierra y el próximo primer vuelo constituyen hitos significativos en el camino hacia la plena operatividad de esta aeronave de vanguardia, que se espera desempeñe un papel esencial en la seguridad nacional de Estados Unidos.
El nuevo bombardero furtivo B-21 'Raider' de EEUU realiza pruebas de rodaje previo al primer vuelo