Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Suecia ha anunciado que no considerará el envío de sus cazas polivalentes JAS 39 Gripen a Ucrania hasta que el país haya sido admitido en la OTAN, pero también ha dicho que sus fuerzas armadas estudiarán cómo podría realizarse la transferencia y devolverán un informe sobre la viabilidad de transferir los aviones en noviembre.

La nueva política, que por primera vez vincula directamente las entregas de Gripen a la adhesión a la alianza, fue anunciada por Pål Jonson, ministro sueco de Defensa, junto con el 14º paquete de ayuda militar de Estocolmo a Kiev, valorado en unos 200 millones de dólares.

Jonson dijo en una conferencia de prensa que debido a «razones de seguridad interna» Suecia requeriría la adhesión a la OTAN antes de que los Gripens pudieran ser potencialmente suministrados a Ucrania, informó Reuters.

"El apoyo en forma de JAS 39 Gripen estaría condicionado a que Suecia se convirtiera primero en miembro de la OTAN", reiteró el Gobierno en un comunicado de prensa. Estocolmo aún no ha precisado cuántos Gripen podría suministrar a Kiev.

En cuanto al paquete de ayuda, la próxima tanda de armamento que se entregará a las fuerzas ucranianas incluye municiones de artillería de 155 mm y vehículos de combate de infantería CV90. También se suministrarán equipos de comunicación por satélite. Jonson afirmó en una publicación en las redes sociales que el "valor combinado de la ayuda militar de Suecia a Ucrania" ha alcanzado ya los 22.000 millones de coronas suecas (2.000 millones de dólares).

A pesar de que Finlandia, su vecina escandinava, ingresó en la OTAN en abril, la solicitud de adhesión de Suecia se ha visto retrasada por Turquía y Hungría, aunque Ankara se ha comprometido a celebrar una votación parlamentaria de ratificación al respecto después de octubre.

Estocolmo ha dado instrucciones a las Fuerzas Armadas suecas para que, junto con la Administración de Material de Defensa, el brazo sueco encargado de las adquisiciones militares, analicen a fondo e informen sobre el impacto de las capacidades de defensa, la economía de defensa y otras actividades y planificación de defensa, en relación con el suministro de cazas Gripen a Ucrania, según un comunicado del Gobierno sueco.

Y añadía: "La guerra de Rusia en Ucrania continúa sin piedad y Ucrania ha solicitado apoyo en forma de municiones, piezas de repuesto, equipos de infantería, etc., y también un moderno sistema de aviones de combate".

Se ha fijado el 6 de noviembre como fecha límite para devolver el informe al Gobierno, fecha reservada para que el general Micael Bydén, comandante de las fuerzas armadas de Suecia, entregue una serie de recomendaciones militares.

Los analistas de defensa llevan tiempo abogando por el envío de cazas Gripen a Ucrania. Un informe de noviembre de 2022 del grupo de expertos en defensa y seguridad del Royal United Services Institute (RUSI) del Reino Unido consideraba que el avión era "con diferencia el candidato más adecuado" entre los cazas de combate de fabricación occidental, capaz de satisfacer los requisitos operativos.

El mismo documento subrayaba que el suministro de los cazas minimizaría el riesgo de que Ucrania fuera objeto de ataques con misiles de largo alcance por parte de Rusia, al tiempo que señalaba que el empleo por parte de la Fuerza Aérea sueca de «tácticas de superioridad aérea de bajo nivel desde bases dispersas» son similares a las operaciones de la Fuerza Aérea ucraniana.
Suecia condiciona la transferencia de cazas Gripen a Ucrania: Solo los entregará si ingresa a la OTAN