Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La próxima semana, un grupo de pilotos ucranianos se embarcará en un riguroso programa de entrenamiento para operar aviones de combate F-16 en una base de la Guardia Nacional Aérea en Tucson, Arizona, según fuentes de alto rango en Estados Unidos.

Estos pilotos, que arribaron a suelo estadounidense el mes pasado tras completar un curso de inglés en la Base de la Fuerza Aérea Lackland, Texas, han superado exitosamente su primera evaluación de competencia en inglés. Se prevé que continúen su formación en la Base de la Guardia Nacional Aérea Morris, también en Arizona, donde trabajarán estrechamente con el Ala 162, el centro principal de entrenamiento de F-16 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El proceso de formación se iniciará con la instrucción en aulas y simuladores, una fase fundamental en cualquier programa de capacitación de pilotos de la Fuerza Aérea. No obstante, ante la urgente necesidad de reintegrar a estos pilotos en el campo de batalla, es posible que se acelere el proceso, según un alto funcionario anónimo.

Este destacamento de pilotos ucranianos ha estado participando en un programa de enseñanza del idioma inglés en el Instituto de Idiomas de Defensa, se informó la portavoz de la Fuerza Aérea, Rose Riley.

"Las evaluaciones determinarán los siguientes pasos y cuándo podrán estos pilotos comenzar el entrenamiento en el F-16. En este momento, se están considerando opciones para la ubicación de la capacitación", afirmó Riley.

La noticia surge tras el anuncio de que Estados Unidos liderará una coalición de países, incluyendo a los Países Bajos y Dinamarca, para capacitar a pilotos y tripulaciones ucranianas en la operación y mantenimiento de los aviones de combate F-16. Hasta la fecha, once naciones se han comprometido a contribuir en este proceso, mientras que los Países Bajos, Dinamarca y Bélgica realizarán donaciones de aeronaves.

Durante una conferencia de prensa celebrada en Bruselas a principios de semana, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, anunció que los F-16 podrían desplegarse en el campo de batalla tan pronto como la próxima primavera.

El inicio de esta formación ocurre en medio de inquietudes sobre la disponibilidad de fondos en el Pentágono para continuar enviando asistencia militar a Ucrania. Legisladores aprobaron un proyecto de ley de gastos de último minuto que excluyó la asignación de fondos a Kiev, lo que ha generado preocupación. Además, este acontecimiento tiene lugar días después de un sorpresivo ataque de Hamás a Israel, que ha desencadenado un conflicto que ha conmocionado a la región.

Las autoridades de Kiev han estado presionando durante más de un año para obtener aviones de combate modernos en el campo de batalla. Según uno de los funcionarios estadounidenses, en colaboración con el Departamento de Defensa, el ejército ucraniano ha logrado integrar con éxito misiles occidentales lanzados desde el aire en sus aviones de combate de origen soviético, un esfuerzo que se informó estaba en curso en marzo, según Politico. No obstante, las autoridades ucranianas consideran que la introducción de aviones de combate modernos les proporcionará una ventaja adicional.

El presidente Joe Biden aprobó en mayo una iniciativa internacional para formar a pilotos ucranianos en la operación de F-16. Sin embargo, la coalición demoró meses en concretar los detalles del programa. En un principio, se había previsto que la capacitación de pilotos y personal de mantenimiento se llevaría a cabo en Europa, pero el Pentágono anunció el mes pasado que parte de la formación se realizaría en suelo estadounidense.

El portavoz de la Fuerza Aérea de Ucrania, Yurii Ihnat, señaló a principios de este mes que un grupo de pilotos ucranianos que se entrenan en Europa ya están adquiriendo experiencia en simuladores de vuelo F-16 y que la siguiente fase incluirá "vuelos con instructores en aeronaves reales".
Pilotos ucranianos iniciarán entrenamiento para volar aviones de combate F-16 en Estados Unidos