Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

EE.UU. envió un segundo portaaviones al Mediterráneo, que estará a disposición de Israel en el caso de que sea necesario, como parte de una operación que ya estaba programada pero que llega tras el ataque que perpetró el sábado Hamás.

John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, explicó en una rueda de prensa que el traslado de este portaaviones, el USS Dwight D. Eisenhower, forma parte de un “despliegue programado desde hace mucho tiempo en la región”. “Inicialmente cruzará el Atlántico y se adentrará en el Mediterráneo, donde estará disponible si es necesario”, afirmó Kirby.

Así, añadió, no hay “ninguna decisión operativa de la que hablar”. “Ayer vi algunos informes que parecían sugerir que era una decisión definitiva que un segundo portaaviones se uniría (al USS Gerald R. Ford). Eso podría pasar, no lo sé”, insistió.

Tanto el portaaviones USS Gerald R. Ford como su grupo de ataque se encuentran en el Mediterráneo oriental desde el martes “con fines de disuasión”, dijo.

Tienen la misión de “dejar claro a cualquier actor, organización, grupo, red terrorista, Estado, nación, cualquiera que piense, con intenciones hostiles hacia Israel, que este es el momento de ampliar y expandir el conflicto, que tomaremos en serio nuestros intereses de seguridad nacional”.

El Grupo de Ataque del USS Dwight D. Eisenhower (IKECSG) tiene previsto desplegarse en el área de responsabilidad del Comando Europeo de EE.UU., donde colaborará estrechamente con nuestros aliados y socios en apoyo de la diplomacia naval y los esfuerzos conjuntos para fortalecer el poder marítimo tanto de Estados Unidos como de sus aliados.

El Contralmirante Marc Miguez, comandante del Carrier Strike Group (CSG) 2, IKECSG, expresó: "Cada entidad que forma parte del IKECSG ha dedicado meses de arduo trabajo y estamos preparados para contribuir con nuestro poder marítimo en cualquier tarea que se nos asigne. Nuestra presencia sin duda fortalecerá las relaciones con nuestros aliados y socios, ya que compartimos el objetivo de disuadir la agresión y, si es necesario, proporcionar una fuerza de combate contundente".

El buque insignia, el Dwight D. Eisenhower, se unirá al crucero de misiles guiados USS Philippine Sea (CG 58) y al destructor de misiles guiados USS Gravely (DDG 107), que partió de la Estación Naval de Norfolk, así como al destructor de misiles guiados USS Mason (DDG 87), que zarpó de la Estación Naval de Mayport el 13 de octubre.

El IKECSG representa un sistema integrado de armas de combate que ofrece una capacidad superior para disuadir y, en caso necesario, derrotar a los adversarios de Estados Unidos en apoyo de la seguridad nacional. Este grupo está formado por más de 5.000 marineros del personal del CSG-2, bajo el mando del Contralmirante Miguez; el buque insignia Dwight D. Eisenhower, dirigido por el capitán Christopher Hill; tres escuadrones del Carrier Air Wing (CVW), comandados por el capitán Mitch McCallister; y unidades del Escuadrón Destructor (DESRON) 22, bajo el liderazgo del Capitán David Wroe. Asimismo, se integra el crucero de misiles guiados USS Philippine Sea (CG 58), bajo el mando de la capitana Michelle Nakamura, y el Comandante de Guerra de Información, Capitán Mitchell Finke.

Durante el despliegue, se unirá al IKECSG la fragata ITS Virginio Fasan (F 591) de la Armada italiana, perteneciente a la clase Carlo Bergamini.

Además, los escuadrones de CVW-3 incluyen a los "Gunslingers" del Strike Fighter Squadron (VFA) 105, los "Fighting Swordsmen" del Strike Fighter Squadron (VFA) 32, los "Rampagers" del Strike Fighter Squadron (VFA) 83, los "Wildcats" del Strike Fighter Squadron (VFA) 131, los "Screwtops" del Carrier Airborne Early Alert Squadron (VAW) 123, los "Zappers" del Electronic Attack Squadron (VAQ) 130, los "Dusty Dogs" del Helicopter Sea Combat Squadron (HSC) 7, los "Swamp Foxes" del Escuadrón de Ataque Marítimo de Helicópteros (HSM) 74, y los "Rawhides" del Escuadrón de Apoyo Logístico de la Flota (VRC) 40.

Por su parte el Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) informó el martes que el portaaviones Gerald R. Ford y el grupo de destructores de la Armada estadounidense enviados el domingo para apoyar a Israel en la guerra contra Gaza y evitar una escalada del conflicto llegaron al Mediterráneo oriental.

El Pentágono decidió movilizar al portaaviones Gerald R. Ford y sus ocho escuadrones de ataque, además del crucero de misiles guiado USS Normandy y los destructores de misiles guiados Thomas Hudner, USS Ramage, USS Carney y USS Roosevelt.

En un acto público, el presidente estadounidense, Joe Biden, insistió este miércoles en que el compromiso de Estados Unidos con Israel y la seguridad del pueblo judío es inquebrantable y afirmó que está trabajando en esta dirección.

“Mi compromiso con la seguridad de Israel y la seguridad del pueblo judío es inquebrantable. Estados Unidos lo respalda y vamos a trabajar en esto durante todo el día de hoy y más allá”, apuntó.

El mandatario ya dijo el martes que su país dará a Israel todo lo que necesite para defenderse en respuesta al ataque que perpetró el sábado Hamás y que ha provocado una escalada de violencia con centenares de víctimas mortales en ambos lados.

En una conversación telefónica mantenida hoy con Netanyahu, los dos líderes hablaron precisamente del apoyo estadounidense a Israel y acordaron seguir en contacto respecto a este “ataque sin precedentes” por parte de Hamás, según indicó la Casa Blanca.

EE.UU. ya está enviando a Israel municiones y los componentes que necesita para el sistema de defensa antiaérea Cúpula de Hierro, que Israel usó estos días contra los misiles lanzados desde la Franja de Gaza.

Además, Estados Unidos ha fortalecido su presencia militar en la región mediante el despliegue de aviones de combate, incluidos los sofisticados F-35 y F-15, y el envío al Mediterráneo Oriental de un grupo de portaaviones y destructores, entre los que destaca el buque USS Normandy, equipado con misiles antiaéreos, antisuperficie y antisubmarinos.

Según los últimos datos que dio este miércoles el Departamento de Estado, 22 ciudadanos estadounidenses han muerto en los ataques.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, partió hacia Israel para coordinar con el Gobierno de Benjamín Netanyahu la ayuda estadounidense para enfrentar a Hamás en la nueva guerra de Gaza.

“Estamos decididos a asegurarnos de que Israel tenga todo lo que necesite para defenderse y para garantizar la seguridad de su pueblo. Ya está en camino la asistencia militar solicitada por Israel”, dijo Blinken a la prensa antes de subir a su avión en la base militar Andrews, a las afueras de Washington.

Está previsto que el jefe de la diplomacia estadounidense llegue a Tel Aviv por la mañana del jueves y se entreviste ese mismo día con Netanyahu; con el presidente de Israel, Isaac Herzog; con otras autoridades y con empleados de la embajada de Estados Unidos.

Blinken pasará pocas horas en Israel, donde puede que comparezca en una rueda de prensa antes de viajar a Amán para sostener reuniones con las autoridades jordanas durante el viernes.
Estados Unidos envío un segundo portaaviones al Mediterráneo para defender a Israel “si es necesario”