Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El buque de comando y control de la Sexta Flota de los Estados Unidos, el USS Mount Whitney, está en camino hacia el Mar Mediterráneo Oriental para respaldar las operaciones estadounidenses en la región, anunció la Armada el miércoles. Esto ocurre en medio del aumento de las tensiones en la región debido a la guerra en curso entre Israel y el grupo militante palestino, Hamas.

La embarcación insignia con base en Italia partió el miércoles y se unirá a otros activos estadounidenses, que incluyen dos grupos de portaaviones y un buque de asalto anfibio, que ya han sido desplegados en el Mar Mediterráneo Oriental para apoyar a Israel y evitar la posibilidad de un conflicto más amplio.

Aunque la Sexta Flota no especificó cuál será el cometido del USS Mount Whitney una vez que llegue a su destino, se destaca que este buque de 52 años de antigüedad desempeña un papel fundamental como buque de mando, equipado con sofisticadas capacidades de comando, control, comunicaciones e inteligencia, según informa la Armada. Esto permite a un comandante embarcado dirigir unidades aéreas, terrestres y marítimas desde un único punto, además de procesar grandes cantidades de datos.

El Mount Whitney fue el centro de mando táctico que dirigió las operaciones en la Operación Protector Unificado de la OTAN y en la Operación Odyssey Dawn de las fuerzas armadas de Estados Unidos contra el régimen libio en 2011.

Actualmente, en las costas de Israel y Gaza se encuentra el Grupo de Ataque del Portaaviones Gerald R. Ford, que llegó al Mediterráneo oriental la semana pasada. El Secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó que el portaaviones se dirigiera a la región tras el ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre y los subsiguientes ataques de represalia por parte de Israel.

No está claro cuánto tiempo permanecerá el portaaviones en las cercanías de Israel antes de regresar a su puerto base en Norfolk, Virginia. El martes, el Pentágono anunció que Austin aprobó una extensión del despliegue del Ford, que originalmente estaba programado para concluir en breve, con el fin de prolongar su estancia en la región.

Según la portavoz del Pentágono, Sabrina Singh, "Mi impresión es que este período se seguirá reevaluando, por lo que, en este momento, no se ha establecido un plazo definido".

Además, el portaaviones Dwight D. Eisenhower y su grupo de ataque zarparon el pasado sábado para un despliegue programado regularmente y están a punto de unirse al Ford en aguas cercanas a Israel y la Franja de Gaza palestina.

De manera similar, el buque de asalto anfibio Bataan, junto con su 26ª Unidad Expedicionaria de Marines embarcada, se encuentra en camino hacia Israel. Sin embargo, Singh indicó el martes que los Marines aún no han recibido órdenes específicas.

Singh agregó: "Están en la región para estar disponibles en caso de que el Secretario de Defensa y el Presidente tomen la decisión de que se les requiera, pero, en este momento, no vamos a entrar en detalles operativos específicos".
Estados Unidos desplegó a Israel el Buque de Comando y Control de Batalla USS Mount Whitney