Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Israel lanzó bombardeos este jueves 12 de octubre contra los dos principales aeropuertos de Siria, el de la capital Damasco, y el de Alepo, informaron medios sirios. Ambos quedaron fuera de servicio cuando los ataques simultáneos dañaron las pistas de aterrizaje, dijo la agencia de noticias estatal SANA, que citó una fuente militar.

Este ataque se produce en el sexto día de combates entre el grupo islamista palestino Hamás e Israel. La guerra comenzó después de que los milicianos penetraran territorio israelí desde la Franja de Gaza, el fin de semana pasado, en una ofensiva que ha dejado hasta ahora más de 1,200 muertos de lado israelí. En la Franja de Gaza, las autoridades de salud dan un balance de al menos 1,354 muertos en los bombardeos israelíes lanzados en represalia.

Los bombardeos de Israel contra Siria suceden unas horas después de que el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, llamara a su homólogo sirio, Bashar al Asad, a pedir a los países árabes e islámicos que cooperen “para atajar los crímenes del régimen sionista contra la nación palestina oprimida”.
              
Los aeropuertos de Damasco y Alepo han sido blanco de ataques en varias ocasiones. El aeropuerto de Alepo quedó fuera de servicio por bombardeos el 28 de agosto pasado, y el de Damasco, el 2 de enero de este año. En los ataques de este jueves, “nadie resultó herido”, informó SANA.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó: “El primer ataque aéreo tuvo como objetivo el aeropuerto internacional de Damasco. Después se escucharon varias explosiones en Alepo como resultado de otro ataque aéreo israelí en el aeropuerto. Se vieron penachos de humo que se elevaban desde los sitios objetivo, donde las defensas aéreas intentaron interceptar los ataques aéreos”.

El ejército israelí anunció este jueves haber bombardeado el enclave palestino de la Franja de Gaza con 4,000 toneladas de explosivos desde el sábado. “Se descargaron cerca de 6,000 bombas en la Franja de Gaza, con un peso total de 4,000 toneladas de explosivos”, indicó.

En tanto, en la Franja de Gaza, bombardeada por Israel, los hospitales están repletos de heridos. Familias enteras llegan unas tras otras y el personal está desbordado. “La situación es catastrófica”, alertan las autoridades locales.

Los países miembros de la OTAN expresaron este jueves su solidaridad con Israel después de los ataque del grupo islamista Hamás en su territorio. Sin embargo, instaron a Israel a responder en forma proporcional.

La Organización de Naciones Unidas aseguró que la respuesta militar de Israel generó más de 338,000 personas desplazadas. Joe Biden, presidente de Estados Unidos y firme aliado de Israel, dijo que, a pesar de “toda la ira y la frustración”, ese país debe “operar según las reglas de la guerra”.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, exigió este jueves “el fin inmediato de la agresión generalizada contra el pueblo palestino”, informó su despacho tras una reunión de este dirigente con el rey Abdalá II de Jordania. Abas rechazó “las prácticas que conducen a la muerte de civiles o a los abusos contra ellos desde ambos lados”, indicó la Autoridad Palestina que dirige Cisjordania.

Por ahora, Egipto recibió un primer cargamento de ayuda humanitaria para la Franja de Gaza procedente de Jordania, indicaron medios de comunicación cercanos al gobierno egipcio, que tiene la única puerta de entrada al enclave palestino que no está en manos israelíes.

El aeropuerto de Al Arish, capital de Sinaí del Norte, a 50 km al oeste del paso fronterizo de Rafah con la Franja de Gaza, “fue escogido para recibir la ayuda humanitaria internacional”, informó este jueves el ministerio egipcio de Relaciones Exteriores.

Israel ha decretado un “asedio total” del enclave palestino, donde viven 2.4 millones de personas, la mitad de ellos niños. Esta orden significa el corte de suministro de comida, agua, combustible y electricidad en Gaza.

Estados Unidos “siempre” respaldará a Israel, aseguró el Secretario de Estado Antony Blinken en Tel Aviv, en el sexto día de la guerra desencadenada por la ofensiva sorpresa de Hamás desde Gaza. Sin embargo, precisó  este jueves en Bruselas que Washington no había impuesto “ninguna condición” el envío de material militar.

El material se destina a “personal militar profesional, conducido por líderes profesionales, y uno espera que hagan lo correcto en la continuidad de su campaña”, declaró. “Puede que ustedes sean lo bastante fuertes para defenderse” por si mismos, “pero mientras Estados Unidos exista (…) siempre estaremos a su lado”, agregó. 
Empleando cazas stealth F-35 Israel bombardeó los dos aeropuertos más importantes de Siria