Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El primer ministro belga, Alexander De Croo, anunció este martes la posibilidad de que su país suministre a Ucrania cazas F-16 a partir del año 2025, en función de la decisión que tome el Gobierno que ostente el poder en ese momento.

"Desde el año 2025, Bélgica estará en condiciones de suministrar F-16 a Ucrania. Estarán a vuestra disposición, a la espera de la decisión del Gobierno que haya en ese momento", dijo De Croo en una rueda de prensa junto el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con quien hoy se reunió en Bruselas.

Bélgica forma parte de la coalición de 11 países europeos y miembros de la OTAN que prometieron trabajar mancomunadamente para dotar de estos sistemas de combate a la Fuerza Aérea Ucraniana. Y luego de Países Bajos, Dinamarca y Noruega, es el cuarto país en acordar (y hacer público) un compromiso con Kiev para la transferencia de sus aviones de combate F-16, una vez arriben los F-35 para reemplazarlos a partir del 2025.

Zelenski se reunió con el primer ministro belga después de haber participado por sorpresa en la reunión que el Grupo de Contacto para Ucrania mantuvo en el cuartel general de la OTAN, la primera vez que el presidente ucraniano entró en el cuartel general de la Alianza desde el inicio de la guerra, al menos públicamente.

"Estoy extraordinariamente agradecido por esto", dijo Zelenski sobre el anuncio de que Bélgica podría unirse en 2025 a Dinamarca, Países Bajos y Noruega en el suministro de aviones F-16 a Ucrania.

De Croo también aseguró que el sistema de trazabilidad de los diamantes rusos que la Unión Europea está diseñando con el G7 para poder prohibir su importación estará listo "muy pronto", de tal manera que el veto europeo a estas piedras preciosas pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2024.

Bélgica, que juega un papel fundamental en el comercio mundial de diamantes, ha condicionado el veto a su importación a la existencia de un sistema que permita trazar las piedras rusas a nivel global, para evitar la elusión de las sanciones.

Por último, De Croo dijo que Bélgica destinará un fondo de 1.700 millones de euros el año que viene para ayudar a Kiev a comprar equipamiento militar, así como para dar a Ucrania material humanitario.

Unos fondos procedentes de los impuestos que Bélgica aplica a los beneficios que generan los activos rusos congelados en el país, fruto de las sanciones europeas por la guerra en Ucrania.

Zelenski dijo que Ucrania podrá utilizar el dinero para reconstruir infraestructuras como clínicas y otros edificios dañados.

La UE está discutiendo actualmente la posibilidad de poder utilizar los fondos rusos congelados para la reconstrucción del país, aunque la medida genera dudas legales.

Por eso, hasta que la UE encuentre la fórmula legal, Bélgica ha optado por dar a Ucrania el 100% de los impuestos que generan los beneficios de los activos rusos congelados en el país.
Bélgica transferirá sus cazas F-16 a Ucrania a partir del 2025