Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Lockheed Martin, en colaboración con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, completó el primer vuelo del programa de Actualización Tecnológica de Aviónica (ATR) del U-2 Dragon Lady. En él se probaron las nuevas capacidades avanzadas a bordo del U-2 como parte del contrato de ATR que incluyen una suite de aviónica actualizada (comunicaciones, navegación o visualización) que moderniza los sistemas a bordo del U-2 para aceptar y utilizar fácilmente nuevas tecnologías.

Además, incluye una nueva computadora de misión diseñada según el estándar de sistemas de misión abiertos (OMS) de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que permite al U-2 integrarse con sistemas en dominios aéreos, espaciales, marítimos, terrestres y cibernéticos a diferentes niveles de seguridad y nuevas pantallas modernas en la cabina para facilitar las tareas del piloto y mejorar la presentación de los datos recopilados por la aeronave, permitiendo tomar decisiones más rápidas e informadas.

Durante esta misión, la aeronave realizó con éxito un vuelo de verificación funcional a baja altitud para integrar la nueva aviónica, cableado y software. "El exitoso primer vuelo de la Actualización Tecnológica de Aviónica del U-2 es un momento significativo en nuestro esfuerzo por desplegar nuevas capacidades de manera rápida y asequible", dijo Sean Thatcher, director del programa de Actualización Tecnológica de Aviónica del U-2 en Lockheed Martin Skunk Works. "Aprovechando la arquitectura abierta de la plataforma, estamos acelerando estas capacidades necesarias para el futuro campo de batalla de Operaciones Conjuntas en Todos los Dominios".

El primer vuelo del contrato ATR marca un hito en los esfuerzos de modernización del U-2 y en su camino para convertirse en la primera flota completamente compatible con OMS. Pruebas adicionales consolidarán una base de software madura antes de que los sistemas de misión sean introducidos para garantizar tanto la funcionalidad como la interoperabilidad para satisfacer las necesidades operativas.

El contrato ATR del U-2 fue otorgado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 2020 y tuvo un valor de 50 millones de dólares.
Lockheed Martin realiza el primer vuelo del U-2 con un paquete de aviónica actualizado