Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Administración Biden está en conversaciones con Vietnam sobre un acuerdo para la transferencia de armas más grande de la historia entre antiguos adversarios de la Guerra Fría, según reportó Reuters citando a dos personas familiarizadas con el trato que podría molestar a China y marginar a Rusia.

Un paquete que podría concretarse en el próximo año podría sellar la recién mejorada asociación entre Washington y Hanói con la venta de una flota de aviones de combate F-16 estadounidenses, mientras la nación del sudeste asiático enfrenta tensiones con Pekín en el disputado Mar del Sur de China, dijo una de las fuentes.

El acuerdo aún está en sus primeras etapas, con los términos exactos por definir y puede que no llegue a concretarse. Sin embargo, fue un tema clave en las conversaciones oficiales entre Vietnam y Estados Unidos en Hanói, Nueva York y Washington durante el último mes.

Washington está considerando establecer condiciones de financiamiento especiales para el costoso equipo, lo que podría ayudar a Hanói, que tiene dificultades económicas, a alejarse de su tradicional dependencia de armas rusas de menor costo, según la otra fuente, que prefirió no ser nombrada.

Portavoces de la Casa Blanca y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam no respondieron a las solicitudes de comentarios.

"Tenemos una relación de seguridad muy productiva y prometedora con los vietnamitas y vemos un movimiento interesante por parte de ellos hacia algunos sistemas estadounidenses, en particular cualquier cosa que pueda ayudarles a controlar mejor su dominio marítimo, tal vez aviones de transporte y algunas otras plataformas", dijo un funcionario estadounidense.

"Parte de lo que estamos trabajando internamente como gobierno de Estados Unidos es ser creativos en cómo podríamos ofrecer mejores opciones de financiamiento a Vietnam para proporcionarles cosas que podrían ser realmente útiles para ellos".

Un importante acuerdo de armas entre Estados Unidos y Vietnam podría irritar a China, el vecino más grande de Vietnam, que está preocupado por los esfuerzos occidentales por acorralar a Pekín. Una larga disputa territorial entre Vietnam y China se está intensificando en el Mar del Sur de China y explica por qué Vietnam busca fortalecer sus defensas marítimas.

"Están desarrollando capacidades defensivas asimétricas, pero (quieren hacerlo) sin provocar una respuesta de China", dijo Jeffrey Ordaniel, profesor asociado de estudios de seguridad internacional en la Universidad Internacional de Tokio y director de seguridad marítima en el Pacific Forum International, un grupo de reflexión. "Es un delicado acto de equilibrio".

Ordaniel dijo que Washington debería cambiar los fondos destinados a financiar a los militares en el Medio Oriente a la región del Indo-Pacífico "para que socios como Vietnam, Filipinas y Taiwán puedan pagar las armas que necesitan para resistir a Pekín".

La Administración Biden ha dicho que está tratando de equilibrar la competencia geopolítica con China, incluido en el Pacífico, y gestionar de manera responsable la relación entre las dos superpotencias.

A principios de este mes, Vietnam elevó a Washington al más alto estatus diplomático de Hanói, junto a China y Rusia, cuando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó el país.

El cambio diplomático marca un giro brusco casi medio siglo después del fin de la Guerra de Vietnam.

Desde que se levantó el embargo de armas en 2016, las exportaciones de defensa de Estados Unidos a Vietnam se han limitado a barcos de la guardia costera y aviones de entrenamiento, mientras que Rusia ha suministrado aproximadamente el 80% del arsenal del país.

Vietnam gasta aproximadamente 2.000 millones de dólares al año en importaciones de armas, y Washington está optimista de que pueden desviar una parte de ese presupuesto a largo plazo hacia armas de Estados Unidos o sus aliados y socios, especialmente Corea del Sur e India.

El costo de las armas estadounidenses es un obstáculo importante, al igual que la capacitación en el equipo, y es una de las razones por las que el país ha adquirido menos de 400 millones de dólares en armas estadounidenses en la última década.

"Los funcionarios vietnamitas son conscientes de que necesitan diversificar su suministro", dijo el funcionario estadounidense. "Debemos liderar el esfuerzo para ayudar a Vietnam a obtener lo que necesita".

Mientras tanto, la guerra en Ucrania ha complicado la relación de larga data entre Hanói y Moscú, dificultando la adquisición de suministros y repuestos para armas de fabricación rusa. No obstante, Vietnam también está en conversaciones activas con Moscú sobre un nuevo acuerdo de suministro de armas que podría desencadenar sanciones estadounidenses, según ha informado Reuters.
Estados Unidos está negociando la venta de cazas F-16 a Vietnam, un acuerdo que enfurecería a China