Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Departamento de Buceo y Salvamento continúa en su constante búsqueda de consolidar su liderazgo tecnológico y contribuir a la proyección y fortalecimiento de los intereses marítimos nacionales.

En esta línea, ha adquirido vehículos operados remotamente (ROV por sus siglas en inglés) que forman parte de la categoría de robots submarinos. Estos dispositivos se destacan por ser controlados de manera continua por operadores desde la superficie, a través de una consola de mando conectada al vehículo mediante un cable umbilical, ya sea de cobre o fibra óptica. Este cable permite el intercambio de datos y el suministro de energía.

En la actualidad, un equipo especializado cuenta con dos ROV capaces de sumergirse a profundidades de hasta 300 metros y 1.500 metros respectivamente. Estos equipos se utilizan en una variedad de campos de interés, incluyendo la investigación científica, la industria subacuática offshore y aplicaciones militares, entre otros. Su versatilidad se aprovecha en tareas de inspección submarina, observación, búsqueda y recopilación de datos del lecho marino. Todo este proceso es supervisado por personal técnico en la superficie mediante la navegación en tiempo real del equipo.

Los ROV cuentan con un conjunto de componentes que incluyen cámaras de alta resolución, sonares de búsqueda, luces de alta intensidad, sistemas de posicionamiento y altímetros. Estas características confieren varias ventajas en comparación con otros métodos empleados en trabajos submarinos. En particular, los ROV permiten explorar profundidades que exceden las capacidades de inmersión humana, sin limitaciones de tiempo para la ejecución de las tareas debido a su diseño modular. Además, se adaptan fácilmente a diversas herramientas según las necesidades del trabajo, optimizando así la eficiencia operativa y reduciendo los costos.

Este enfoque demuestra cómo el Departamento de Buceo y Salvamento de la Armada Nacional integra exitosamente las plataformas de superficie con los vehículos operados remotamente, permitiendo llevar a cabo inspecciones subacuáticas en profundidades significativas. Estos ROV se utilizan en búsquedas, asistencia submarina y actividades de arqueología, incluida la evaluación no intrusiva del Galeón San José, un Bien de Interés Cultural de gran importancia histórica. En resumen, esta adquisición representa un avance significativo en sus capacidades y contribuye al cumplimiento de responsabilidades marítimas.
Departamento de Buceo y Salvamento de la Armada de Colombia, a la vanguardia en Vehículos Operados Remotamente