Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Ministerio de Defensa de Argentina informó que se llevó a cabo la parte final de la trigésimo sexta edición del ejercicio combinado “Fraterno”, entre la Armada de la República Argentina y la Marina del Brasil. El objetivo central apunta a generar altos índices de interoperabilidad y confianza mutua a la hora de llevar adelante acciones operativas combinadas.

El cierre se realizó en la ciudad de Itajaí, distrito de Santa Catarina, donde la Marina del Brasil tiene la sede de su 5° Distrito Naval. Las actividades planificadas finalizaron con la reunión de Crítica Final, así se denomina a esta última fase del ejercicio, que se realizó en la sede del Comando de la Marina del Brasil en Santa Catarina.

Participaron de esta ejercitación combinada oficiales de Estado Mayor de ambas Armadas; comandantes y segundos comandantes de las unidades que intervinieron.

Luego de realizar el análisis de las actividades y las lecciones aprendidas en esta edición del “Fraterno”, por parte de los comandantes de las Fuerzas de Tareas de ambas Armadas, se rubricaron las actas de entendimiento para la realización del próximo ejercicio.

Se recuerda que la primera fase de ejercitaciones comenzó luego de la visita operativa de las fragatas MB “União” e “Independência” y el submarino S34 MB “Tikuna” de la Marina de Brasil a la Base Naval Mar del Plata, donde se realizaron las reuniones de coordinación y actividades protocolares.

Finalizada esa primera fase, zarparon junto al destructor ARA “Sarandí” y el patrullero oceánico ARA “Contraalmirante Cordero”. En este tránsito hacia el norte por aguas de jurisdicción de nuestro país, se desarrollaron las acciones correspondientes al ejercicio “Passex”, con la participación de una aeronave S-2T Tracker, de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina.

Una vez arribados a aguas jurisdiccionales brasileñas se iniciaron las intensas acciones correspondientes al ejercicio “Fraterno XXXVI”. Las ejercitaciones tuvieron como actores principales a los comandantes de los Grupos de Tareas de ambas Armadas, que fueron alternando la dirección del ejercicio para ordenar y llevar a cabo los procedimientos respectivos, referentes a incidencias en distintos escenarios de conflicto, como la guerra antisuperficie, antisubmarina, antiaérea y electrónica.

Además, se contó con la ejecución en paralelo de los roles que debe adoptar una unidad de superficie de acuerdo a distintas contingencias, tales como combate; abandono; hombre al agua; lucha contra incendios; control de averías; buque sin gobierno; y lanzamiento y recuperación de aeronaves.

El objetivo principal de cada edición de este ejercicio apunta a generar altos índices de interoperabilidad y confianza mutua a la hora de llevar adelante acciones operativas combinadas. Es por ello que la realización efectiva de las actividades en cada año, asegura un aumento en la eficiencia y la eficacia de ese accionar combinado; pero a la vez necesita de la materialización constante del compromiso para la realización de los ejercicios subsiguientes, puesto que los movimientos profesionales y los cambios de responsabilidades y cargos, hacen que año tras año los actores intervinientes sean distintos.

Las autoridades que participaron de las distintas instancias del ejercicio coincidieron, no solo en la importancia de su realización para el aumento de la interoperabilidad, sino también en el claro mensaje que se renueva en cada edición, dejando asentado el trabajo conjunto y materializando la presencia efectiva en aguas del Atlántico Sur, para su preservación y protección.
Armada Argentina y la Marina de Brasil finalizan con éxito el ejercicio combinado Fraterno XXXVI