Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Según informes, el Reino Unido está ejerciendo presión sobre Berlín para que cumpla con un acuerdo de 2018 y provea docenas de aviones de combate a las naciones del Golfo involucradas en la guerra en Yemen.

El Gobierno de coalición en Alemania se encuentra dividido sobre si acceder a la presión británica y aprobar la producción de aviones de combate Eurofighter Typhoon para Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, según fuentes anónimas citadas por el periódico Welt Am Sonntag.

Hace cinco años, se alcanzó un acuerdo entre el gobierno de Riad y BAE Systems para suministrar 48 de estos cazas, pero debido a la guerra en Yemen, en la que las fuerzas lideradas por Arabia Saudí intervinieron en 2015, la entrega quedó suspendida.

Según informes de Reuters, un tercio de los componentes de los aviones provienen de Alemania, pero Londres está presionando a Berlín porque otros componentes son producidos por España e Italia, que no se oponen a su venta a los países árabes.

El canciller Olaf Scholz, del partido socialdemócrata de izquierda (SPD), y el ministro de Finanzas, Christian Lindner, se inclinan por permitir la exportación, mientras que los Verdes y algunas partes del SPD se oponen firmemente a la medida, según el informe.

En 2018, después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, Alemania impuso restricciones severas a la venta de armas a Riad, adoptando una postura mucho más dura que otros grandes aliados como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña.

En un acuerdo de gobierno de marzo de 2018 entre la entonces canciller Angela Merkel y el SPD, se prohibió la venta de armas a cualquiera de las partes en la guerra de Yemen, excepto ciertos artículos previamente aprobados y aquellos que permanecerían en el país comprador.

Sin embargo, ahora el Reino Unido argumenta que Alemania ya no puede bloquear la venta de los 48 aviones, citando el alto el fuego negociado por la ONU el año pasado entre la coalición liderada por Arabia Saudita y el ejército yemení.

Con el acercamiento entre Arabia Saudí e Irán, que podría poner fin a su guerra por poderes en Yemen, los británicos sostienen que Alemania no puede bloquear la exportación de aviones Eurofighter a terceros.

Los defensores del acuerdo en la UE también argumentan que Alemania no puede permitirse el lujo de negarse a producir los Eurofighters, ya que necesita la buena voluntad de sus vecinos para desarrollar importantes proyectos de defensa, como el nuevo avión de combate FCAS (Future Combat Air System) planificado.

Durante una visita al Golfo en septiembre de 2022, Scholz elogió a los líderes sauditas y emiratíes por "hacer todo lo posible para garantizar que los combates en Yemen lleguen a su fin". Según los medios alemanes, durante esta visita, el canciller aprobó varios nuevos acuerdos de exportación de armas con Arabia Saudita.
Alemania no se decide a suministrar a Arabia Saudí  nuevos cazas Eurofighter Typhoon