Full width home advertisement

Destacado

Industria

Colombia

Latinoamérica

Mundo

Post Page Advertisement [Top]

Las Fuerzas Armadas ucranianas han lanzado su contraofensiva contra Rusia en sus territorios ocupados por el régimen de Vladimir Putin, según informaron a la cadena NBC News un alto oficial y un soldado cerca del frente bélico.

Tras meses de preparación, una ola de ataques este jueves se centró en las líneas del frente en el sureste del país, en lo que parece un impulso significativo y una nueva fase en la guerra que puede ser clave para que Ucrania persuada a Estados Unidos y sus aliados para renovarle su respaldo y ayuda militar.

Se produce además cuando Ucrania lidia con las consecuencias catastróficas de la destrucción de una presa crítica en la región.

Ucrania dijo en reiteradas ocasiones que no anunciaría el inicio de la ofensiva. Las fuentes hablaron con NBC News bajo condición de anonimato para discutir operativos militares que aún están en curso pero un portavoz militar ucraniano se negó a comentar al respecto. 

Funcionarios rusos y blogueros militares han alertado durante días sobre la posible ofensiva ucraniana, y el jueves informaron de una repentina intensificación de los ataques en el sur de Zaporizhzhia. Rusia habló por primera vez este lunes de un intento de Ucrania para romper su frente en el sureste, asegurando que lo repelió.

Funcionarios ucranianos lo negaron, acusando a Rusia de mentir, e insistieron ese día en que la ofensiva aún estaba por iniciarse.

Zaporizhzhia, una de las cuatro regiones parcialmente ocupadas y anexionadas ilegalmente por Rusia, ha sido visto durante mucho tiempo como el principal punto de ataque que elegiría Ucrania.

Pero las fuerzas ucranianas parecen haber estado trabajando para ocultar sus intenciones con ataques en los distintos frentes.

El Ministerio británico de Defensa dijo el jueves que “los intensos combates continúan a lo largo de múltiples sectores del frente”. Y en Zaporizhzhia, la viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Maliar, dijo que “el enemigo está activamente a la defensiva”.

Si bien lo que ocurre en el campo de batalla ha sido el centro de atención durante meses, el colapso de la presa Kakhovka esta semana fue un giro en el conflicto. El derrumbe obligó a miles a evacuar mientras las inundaciones arrasan la zona de guerra del sur.

La destrucción podría interrumpir los planes de Ucrania en el campo de batalla y causar daños a la población de gran alcance.
Ucrania lanza su gran contraofensiva contra las fuerzas rusas para recuperar territorios ocupados por Putin