Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un grupo de trabajo de la Marina Nacional de Francia compuesto por el portahelicópteros de asalto anfibio Dixmude de la clase "Mistral" y la fragata La Fayette - F710 atracaron el pasado 5 de junio en la ciudad de Acapulco (México) en el marco de un viaje de adiestramiento de cadetes que los lleva por varios países del mundo. 

En su escala en el país norteamericano, la visita de estas embarcaciones sirvió para estrechar los lazos de hermandad y cooperación con la Marina de México y para mostrar las tecnologías que el astillero francés Naval Group puede aportar a dicha institución.

La llamada fuerza de tarea "Jeanne d'Arc" que agrupa estos buques de guerra es un despliegue operacional a largo plazo de un grupo de batalla anfibio que permite a los jóvenes futuros oficiales franceses recibir capacitación en el mar, aprendiendo así la complejidad de las misiones y los teatros operativos. Este año, este grupo se construye alrededor del mencionado buque de desembarco anfibio (LHD) Dixmude (Porte-Hélicoptères Amphibie - PHA) y la fragata La Fayette (FLF).

Durante el despliegue del grupo de trabajo "Jeanne d'Arc" se programan numerosas actividades de cooperación entre la Marina francesa y las armadas de los principales socios de Francia. Ellas reflejan el deseo de mantener un nivel muy alto de interoperabilidad con sus aliados, según sea necesario para realizar operaciones en una coalición internacional.

El despliegue del grupo de trabajo "Jeanne d'Arc" contribuye a fortalecer la influencia de Francia en el extranjero y su compromiso con la libertad de navegación en todos los mares del mundo. En sí mismo, su presencia es una fuerte muestra de compromiso por parte del país europeo y, sin lugar a dudas, un potente apoyo a la diplomacia francesa. 

Durante la recalada en el puerto mexicano, el Embajador Jean-Pierre Asvazadourian aseguró que: "Es la segunda escala de la Jeanne d’Arc en México en los últimos cinco años. La última vez, en junio del 2019, era del lado Atlántico, en Veracruz, con una escala del “Tonnerre”. No es casualidad o mera coincidencia geográfica. Al contrario, estos lazos muy fuertes entre las Marinas francesa y mexicana son un reflejo de la relación de amistad y confianza que une a nuestros dos países".

"Francia y México trabajan de la mano para fomentar la paz y la seguridad internacional. Lo hacemos a través de intercambios entre nuestros dos ejércitos. Además de escalas regulares, que siempre son ocasiones de ejercicios conjuntos, nuestros dos ejércitos llevan a cabo cada año entrenamientos conjuntos en Guayana francesa. Francia acompaña México en su objetivo de tener una presencia más fuerte en las operaciones de paz, gracias a un experto técnico posicionado en el CECOPAM. La relación con México es una prioridad para nuestra Legión extranjera, basada en el recuerdo de la batalla de Camarón, hace 160 años" agregó.

"La misión Jeanne d’Arc acaba de cruzar el océano Pacifico, con el objetivo de reiterar nuestra visión de un espacio Indo-Pacifico abierto y seguro, donde se aplique el derecho internacional. Sabemos que México, un actor muy importante para la seguridad y la preservación del Océano Pacifico, comparte esta visión y la escala de hoy es una oportunidad de reiterar nuestro compromiso común" puntualizó.

Al igual que con todos los buques de la Armada francesa en el extranjero, las escalas ayudan a desarrollar las relaciones de Francia con el país anfitrión y son una oportunidad para realizar acciones de alto valor agregado en apoyo de la influencia francesa.

Sobre el LHD Dixmude

Como una herramienta de proyección de comando y fuerza, el LHD Dixmude puede, desde su cubierta de vuelo, desplegar una fuerza completa de transporte aéreo que consiste en helicópteros de combate, destinados a llevar a cabo ataques u operaciones de vigilancia en un territorio enemigo. Sus capacidades anfibias les permiten proyectar tropas y vehículos desde el mar hasta la tierra, pero también realizar operaciones de socorro para poblaciones civiles (evacuación de nacionales, asistencia después de un desastre, etc).

Sobre la fragata La Fayette

La fragata La Fayette -que hace parte de una clase de buques de guerra que lleva ese mismo nombre-, fue diseñada para preservar y hacer cumplir los intereses estatales sobre las áreas marítimas en el extranjero y para participar en la gestión de crisis fuera de Europa. Su sigilo alto y su firma acústica reducida permiten su despliegue avanzado para recopilar información que permitirá la intervención de una fuerza naval.

La fragata La Fayette ha participado en misiones para combatir el tráfico de drogas y armas en el Océano Índico, para proteger el tráfico comercial en el estrecho de Bab-el-Mandeb, para reforzar las alianzas internacionales y para apoyar la diplomacia, y también en misiones de cumplimiento de la libertad de navegación y del derecho internacional del mar.

En el contexto de la Misión "Jeanne d’Arc" de 2023, la fragata La Fayette actúa como la escolta de LHD Tonnerre. De hecho, las naves capitales de la Armada francesa deben ser escoltadas para complementar sus capacidades de autodefensa, particularmente en el área de combate asimétrico.

Con la complementariedad de sus recursos, el grupo de trabajo "Jeanne d'Arc" goza de una gama coherente de capacidades al servicio del Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, y una ventaja extremadamente beneficiosa en la capacitación de los cadetes de oficiales.
Marina de Francia y Naval Group presentaron en México el buque anfibio Dixmude y la fragata La Fayette