Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El día de hoy se celebró el acto de clausura del Tercer Ciclo en la Mesa de Diálogos de Paz entre el Gobierno Nacional y el ELN, en el Salón de Protocolo de Cubanacán, en La Habana, Cuba. Desde el pasado 2 de mayo, las delegaciones de paz de ambas partes han trabajado por avanzar en los puntos del cese el fuego bilateral, la participación de la sociedad en la construcción de la paz, y la materialización de acciones humanitarias.  

La ceremonia de clausura fue encabezada por el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, quien viajó desde Colombia para reafirmar la solidez de la Mesa de Diálogos de Paz y para acompañar los importantes anuncios de los voceros de las delegaciones. 

El ritmo de avance en los puntos de la agenda y los logros tangibles conquistados en el corto periodo desde que se reactivaron los diálogos, así como la disposición de todos los delegados ante la Mesa, constituyen un parte de éxito temprano para este naciente proceso de paz.  

El Tercer Ciclo que hoy termina arroja resultados concretos en los mencionados frentes. Por ejemplo, se acotó el tiempo para la realización de los tres primeros puntos del Acuerdo de México -a saber, participación de la sociedad, democracia y transformaciones para la paz- hasta el mes de mayo de 2025. Así mismo, se creará el Comité Nacional de Participación, como mecanismo democrático para la construcción del proceso de paz, con la intervención de 30 sectores de la sociedad.  

El acuerdo sin precedentes de cese el fuego al que llegaron las partes tiene como objeto generar las condiciones necesarias para que la población civil ejerza sus derechos con libertad en sus propios territorios. El cese durará, preliminarmente, 180 días y contará con un mecanismo de monitoreo y verificación acompañado por las Naciones Unidas, la iglesia católica, los países garantes y delegados de la sociedad civil.  

El desescalamiento del conflicto al que conllevará el cese bilateral de fuegos permitirá el ejercicio participativo de las comunidades en el proceso, así como la implementación de dinámicas y acciones humanitarias en los territorios más afectados por la conflictividad armada. 

La superación negociada del conflicto armado entre el Ejército de Liberación Nacional y el Estado tendrá repercusiones transversales y profundas en la sociedad colombiana, dando paso al desarrollo y la prosperidad en comunidades  que han vivido inmovilizadas por la guerra durante décadas en el campo y la ciudad. 

El Gobierno Nacional de Colombia reitera su inmensa gratitud con la República de Cuba, con su Gobierno y con su pueblo, por su hospitalidad y su valiente apoyo a los esfuerzos de los colombianos por concretar el sueño de una paz integral y duradera en nuestro país. Valoramos y agradecemos, también, el crucial respaldo de los organismos e instituciones acompañantes permanentes y de los países garantes y observadores, que ha posibilitado la consolidación del proceso.  

​El Cuarto Ciclo en la Mesa de Diálogos de Paz, cuya sede está aun por convenir, se instalará en las próximas semanas. ​
Gobierno de Colombia y el grupo terrorista ELN pactan un cese al fuego bilateral