Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Tras visitar Francia, Italia y Alemania, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se reunió este 15 de mayo con Rishi Sunak en Chequers, a unos 65 km al noroeste de Londres. Kiev reiteró su pedido de aviones caza.

Al término del encuentro, el presidente ucraniano afirmó que habían hablado sobre la creación de una "coalición de aviones de combate" y dijo confiar en alcanzar pronto un acuerdo para que sus aliados occidentales le entreguen dichos aparatos.

"El Reino Unido es un líder cuando se trata de expandir nuestras capacidades en tierra y aire", advirtió Zelenski, tres meses después de su histórico discurso en Westminster en el que se refirió al envío de aviones como "las alas de la libertad, necesitamos controlar los cielos de nuestro país", recalcó el presidente ucraniano.

Sunak se declaró dispuesto a desempeñar "un papel clave en esta coalición", asegurando que es una cuestión compleja. Pese a su firme apoyo a Ucrania frente a Rusia, los países de la OTAN se han negado hasta ahora a proporcionar modernos aviones de combate.

Sunak lanzó por su parte una advertencia a Rusia: "No nos vamos a retirar". "Ucrania es la línea del frente pero las fallas tectónicas de esta guerra van más allá", advirtió el premier, que evitó, sin embargo, comprometerse al envío de aviones de combate.

No obstante, Sunak confirmó que el Reino Unido ayudará a Ucrania a entrenar a pilotos como parte de su apoyo. Y dijo que hablaría con los líderes de otros países sobre el apoyo aéreo en las próximas cumbres del Consejo de Europa en Islandia, y del G7 en Japón esta semana.

El gobierno británico anunció que enviará en los próximos meses a Ucrania "cientos" de misiles de defensa antiaérea y drones de ataque de largo alcance. El Reino Unido ya se convirtió la semana pasada en el primer país occidental en ofrecer misiles de crucero de largo alcance a Ucrania, los Storm Shadow.

"Los ucranianos han tomado la decisión de entrenar a sus pilotos para los F16, y como es sabido la RAF no utiliza esos aviones", informó un portavoz de Downing Street tras el encuentro. "El Reino Unido no tiene planes para enviar aviones de combate", recalcó el citado portavoz, que reiteró, sin embargo, el compromiso de "trabajar junto a otros países que están estudiando el envío de F16".

"Este es un momento crucial en la resistencia de Ucrania a una guerra terrible", reconoció Sunak en el momento de emotivo reencuentro con el presidente ucraniano. 

Con el envío de misiles de largo alcance Storm Shadow, confirmado la semana pasada por el secretario de Defensa, Ben Wallace, el Reino Unido dio un nuevo paso al frente en la asistencia militar a Kiev por delante de los aliados eruopeos. En el último año, cientos de soldados ucranianos han recibido adiestramiento militar en suelo británico y han sido entrenados principalmente en el manejo de los tanques Challenger.

Preparados para recorrer hasta 250 km, más que cualquier otro armamento suministrado a Kiev hasta ahora por los países occidentales, los Storm Shadow tienen la capacidad de alcanzar zonas del este de Ucrania controladas por las fuerzas rusas.
Zelenski propone en Londres “alianza de aviones de combate” para sacar a Rusia de Ucrania