Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

(Por: Paulo Bastos - Tecnologia & Defesa) - El 27 de abril, el Gobierno de Ucrania, a través de su Agregaduría de Defensa de la Embajada de Ucrania, presentó ante el Ministerio de Defensa de Brasil, una solicitud para la exportación de vehículos blindados 6X6 Guaraní para emergencias humanitarias.

El documento, dirigido al ministro de Defensa, José Múcio Monteiro, solicita la adquisición de hasta 450 vehículos blindados Guaraní, en versión ambulancia, destinados al Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania (Derzhavna sluzhba Ukrayiny z nadzvychaynykh sytuatsi) que serán destinados para la evacuación de civiles de zonas de conflicto y el transporte de heridos de zonas de combate a hospitales.

Para Brasil, esta venta sería de gran importancia, ya que garantizaría el desarrollo de la versión ambulancia (sin costo para el Ejército Brasileño), permitiría ampliar la línea de producción de Iveco Defense Vehicles, en Sete Lagoas/MG (generando más empleos ), además de sus regalías podría revertirse al desarrollo de otras versiones, tan necesarias para la Fuerza Terrestre. Otra ventaja es que Ucrania está dispuesta a adquirir el vehículo con un nuevo sistema nacional de comando y control (C2), aumentando aún más la participación de la base industrial de defensa brasileña.

Los vehículos serían pagados por aliados de Brasil y Ucrania, en efectivo, y tendrían la garantía de que no serían utilizados directamente en tareas de combate, sino para cuestiones humanitarias.

El texto de la solicitud abre diciendo que “Ucrania es una nación soberana y que desde febrero de 2022 enfrenta una amenaza existencial, luego de que la Federación Rusa invadiera su territorio”.

Brasil, signatario de la Carta de las Naciones Unidas de 1945, que condena la “amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial”, se mantuvo neutral frente a la agresión rusa (una clara violación de este documento), negando otra solicitud de exportación de Vehículos Guaraní,  de 100 a 1.500 unidades de la versión de transporte de tropas para el Ejército de Ucrania, fabricado el 23 de septiembre de 2022. La propia IDV, fabricante de los guaraníes, también solicitó autorización para iniciar negociaciones, pero esta le fue denegada.

Según fuentes militares consultadas, oficialmente la carta aún no ha llegado a manos del ministro, a pesar de haber sido archivada hace más de diez días.

Una nueva negación del Itamaraty, como la anterior, podría comprometer aún más la imagen de Brasil ante la opinión pública mundial, ya que no se trata de vender un sistema de armas, sino equipos para proteger la vida de la población ucraniana, que es bombardeada indiscriminadamente por fuerzas rusas que no respetan los protocolos internacionales para la evacuación de civiles de las zonas de conflicto.

Esta es una oportunidad que no se puede perder, ya que dará gran visibilidad a los productos de la industria brasileña y mostrará las buenas intenciones del nuevo gobierno para la protección y el derecho internacional de los ciudadanos.
Ucrania solicitó a Brasil la compra de hasta 450 blindados Guaraní en versión ambulancia