Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Rusia habría comenzado a utilizar sus nuevos carros de combate T-14 Armata, los más modernos y tecnológicamente avanzados de su arsenal, para disparar contra las posiciones ucranianas, "pero aún no han participado en operaciones de asalto directo", según informó este martes la agencia estatal de noticias rusa RIA, citando a una fuente cercana al asunto. 

Esta misma fuente añadió que los tanques han sido equipados con protección adicional en sus flancos y que las tripulaciones se han sometido a una "coordinación de combate" en campos de entrenamiento en Ucrania.

El tanque T-14, que en realidad habría estado operando en el Donbas desde finales del pasado año, tiene una torreta no tripulada, con tripulación controlando de forma remota el armamento desde "una cápsula blindada aislada ubicada en la parte delantera del casco".

Según RIA, cualquier despliegue del T-14 probablemente sería "una decisión de alto riesgo" para Rusia. "Probablemente, la producción es solo de unas cuantas decenas de unidades, por lo que es poco probable que los comandantes confíen en el vehículo en combate", dijo el ejército británico.

El Kremlin ordenó la producción de 2.300 de los tanques, presentados por primera vez en 2015, para 2020, pero luego se extendió hasta 2025, según informes de los medios rusos. La agencia de noticias Interfax informó en diciembre de 2021 que el conglomerado estatal Rostec había iniciado la producción de unos 40 tanques, con una entrega prevista después de 2023.

El fabricante de T-14 Armata es Uralvagonzavod (UVZ). Sin embargo, el productor de tanques más grande de Rusia, cuya fábrica esta situada en la ciudad de Nizhny Tagil, está experimentando dificultades. Ya el año pasado [citando a la inteligencia ucraniana], quedó claro que la capacidad para producir tanques T-90 o T-14 había disminuido drásticamente. Y los problemas de Uralvagonzavod no se limitan a la falta de materiales o componentes.

Otras fuentes aseguran que Moscú todavía duda en usarlos en Ucrania porque “su condición técnica está en duda”. Los analistas occidentales no especifican qué es cuestionable sobre el estado técnico de los tanques, aunque hay rumores, no confirmados, según los cuales lo más probable es que el T-14 Armata tenga un problema con la unidad de potencia que alimenta la máquina de combate.

Así es el T-14 Armata ruso

Junto al T-90M, el T-14 Armata es un nuevo tanque de guerra ruso de nueva generación. Fue presentado al público por primera vez por Rusia en el Desfile del Día de la Victoria celebrado en la Plaza Roja el 9 de mayo de 2015. En 2018, el Ministerio de Defensa ruso ordenó un primer lote. 

Una vez en servicio, Armata reemplazará gradualmente a los viejos tanques T-72, T-80 y T-90 que se vuelven cada vez más obsoletos. Rusia quiere hacer de este tanque el arma principal de su caballería.

El nuevo tanque ruso, fabricado por Uralvagonzavod (UVZ), sería el único de tercera generación de posguerra del mundo. Consta de una torreta no tripulada que se activa por control remoto, y sus armas incluyen un cañón de ánima lisa de 125 mm y una ametralladora de control remoto de 7,62 mm.

Sus especificaciones son clasificadas, sin embargo, el Armata podría ser uno de los tanques más protegidos del mundo. Tiene una armadura base recientemente desarrollada, hecha de acero, cerámica y materiales compuestos. Además, el Armata tiene una nueva armadura reactiva explosiva complementaria de Malakhit. 

Se ha informado que Armata estará equipado con un nuevo sistema de protección activa Afghanit, que se está desarrollando actualmente. Sin embargo, en 2018 pareció que hay contratiempos con el desarrollo de dicho sistema. El tanque tiene un nuevo sistema de contramedidas que reduce la posibilidad de ser golpeado por ATGW enemigo con guía semiautomática.

Este tanque es operado por una tripulación de 3 hombres. Todos los miembros de la tripulación están sentados uno al lado del otro en una celda blindada bien protegida, ubicada en la parte delantera del casco. Es el primer MBT de producción con tal diseño de tripulación. El tanque puede operar incluso con blindaje penetrado, siempre que la celda de la tripulación esté intacta.

Está armado con un nuevo cañón de ánima lisa de 125 mm que es más preciso que los anteriores cañones de tanques rusos. Puede lanzar misiles guiados antitanque de la misma manera que los proyectiles ordinarios. El arma se completa con un cargador automático. Este tanque tiene una capacidad de cazador-asesino. Está equipado con un motor diésel, que desarrolla 1.200 hp.
Rusia confirma que el T-14 Armata, su mejor tanque de guerra, ya opera en Ucrania... pero de lejos del frente