Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Por Andrea Guidugli - "Que bueno ser marino". Comienzo esta nota con las palabras finales pronunciadas por el almirante Joaquín Amezquita en la ceremonia de clausura de la octava edición de Colombiamar. Un discurso que el jefe de Estado Mayor Conjunto Colombiano pronunció con su carisma habitual y que permitió a la audiencia de militares, expositores e invitados entender claramente la política del nuevo gobierno suramericano y la misión y visión de la Armada Nacional y con ella del Astillero Cotecmar. En efecto, el almirante confirmó una vez más que el país seguirá proyectándose hacia el futuro para cumplir los objetivos del Plan Naval 2042. 

Si en 2019 el presidente Duque se había apresurado a clausurar la sexta edición porque la incertidumbre sobre el futuro del programa PES era palpable en los pasillos de la feria, esta vez con la confirmación de la primera fragata y el buque logístico, con el corte de la primera lámina del POC el futuro de la 'misión' está asegurado y ya se mira a la 'visión', que se traduce además de la construcción de buques en sostenibilidad, convergencia, integración, productividad y energías renovables. Temas de los que se habló mucho en las conferencias y stands de Colombiamar. 

Colombia no solamente un cliente, sino un socio

Esta visión asegura oportunidades de crecimiento industrial y económico en un esfuerzo por aumentar el valor y continuar en la evolución y sofisticación de la economía. 

Lo que pide el país, dijo Amezquita, es que Colombia no sea un cliente, sino un socio, la Armada y Cotecmar y todas las grandes, pequeñas y medianas empresas colombianas quieren trabajar juntamente con las empresas extranjeras para una transferencia efectiva de tecnología y conocimientos, para desarrollar procesos reales y tangibles para que quienes creen en Colombia sigan invirtiendo y colaborando con los empresarios locales para seguir creando trabajo y riqueza. 

¿La feria un éxito?

No se puede decir que la feria haya sido todo un éxito. Lo fue como de costumbre en cuanto a organización y número de eventos y delegaciones que honraron a los organizadores con su presencia. Lamentablemente, sin embargo, el número de expositores se redujo significativamente en comparación con la última edición antes de la pandemia en 2019. Hubo ciertamente algunas deserciones importantes. Navantia y otros astilleros quedaron ciertamente decepcionados con la selección de Damen como socio tecnológico para el programa PES, mientras que Naval Group brilló por su presencia a pesar de no haber sido seleccionado. BAE System sólo estuvo presente con un pequeño rincón en las escaleras de acceso a la feria, sinceramente demasiado poco para esta marca. Leonardo, que tiene grandes aspiraciones de participar en los programas PES y POC, no sólo en cuanto a artillería, sino con productos que Armada aún no tiene en servicio, también estuvo tristemente ausente.  

En general, los que realmente querían dar un fuerte empujón para colocar sus sistemas estaban presentes con stands importantes, por ejemplo, Saab, que tiene grandes aspiraciones en Colombia. 

Dos productos de fabricación nacional

Impresionaron mucho dos proyectos totalmente colombianos: una torre de 12,7 mm, un desarrollo de Indumil y la Armada Nacional, que aspira a participar en los proyectos PES y POC. Por supuesto, dado que los dos proyectos ya han comenzado y que la torreta parece encontrarse en una fase muy inicial de diseño, suscitó preguntas si el sistema estará listo para embarcarlo en las nuevas unidades navales. 

Pero, sin duda, el nuevo vehículo CoatEmergy Boat remotamente operado, desarrollado por Cotecmar y la empresa AtomoTech fue uno de los sistemas más apreciados y visitados de la feria. Las exhibiciones en el mar despertaron un gran interés entre los visitantes locales y extranjeros. El barco se vio en un estado de diseño e integración tan avanzado que no sorprenderá enterarnos de sus próximas ventas a la Armada Colombiana, aunque los responsables de la empresa afirmaron que el un objetivo de ventas prioritario será también la exportación. 

¡Que bueno ser marinos!

He tenido la suerte de trabajar por muchos años con la Armada Colombiana y he participado en todas las ediciones de esta feria que en poquísimo tiempo se ha posicionado en la cumbre de las exposiciones navales en América Latina, pero en esta oportunidad he podido percibir la emoción y el orgullo de las mujeres y de los hombres de esta fuerza naval y del astillero organizador. Muchos de estos hombres y mujeres están trabajando y creciendo para conseguir estos éxitos desde hace muchos años y que ahora han podido ver los resultados de sus esfuerzos e de las inversiones en un capital humano de primera y entonces nos unimos al Almirante Amezquita y a su exclamación “Que bueno ser marinos”.

*Andrea Guidugli, fue director de ventas para Latinoamérica de Oto Melara (Leonardo) desde 2005 a 2017, ejerció también funciones en España y Centroamérica.
Colombiamar confirma la misión y la visión de la Armada Colombiana - En la imagen el USV COTEnergy Boat, desarrollado por Cotecmar y Atomotech, que fue uno de los productos más admirados e interesantes presentados en Colombiamar 2023.