Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Vladimir Putin volvió a activar las alarmas de Occidente con explosivos anuncios que profundizan su ofensiva en Ucrania. En declaraciones en los medios públicos, el jefe del Kremlin anunció un acuerdo con Bielorrusia para el despliegue de armas nucleares tácticas en territorio de ese país, que comparte frontera con Ucrania.

“Aquí no hay nada extraordinario. En primer lugar, EEUU lo lleva haciendo décadas. Emplazó hace mucho tiempo en territorio de sus países aliados, los países de la OTAN, en Europa, su armamento nuclear táctico. Si no me falla la memoria, en seis países: Alemania, Turquía, Holanda, Bélgica, Italia y Grecia”, aseguró en declaraciones a la televisión pública.

Putin subrayó que dicho acuerdo no viola las obligaciones de Rusia sobre no proliferación nuclear y adelantó que el 3 de abril comenzará la instrucción de los militares bielorrusos y el 1 de julio habrá concluido la construcción de un silo para emplazar dicho armamento en el vecino país.

“No los cedemos. Estados Unidos tampoco se los cede a sus aliados”, añadió y precisó que Moscú ya modernizó los aviones de la Fuerza Aérea bielorrusa para portar dichas armas. Además, amenazó con usar obuses de uranio empobrecido si Ucrania los recibe de Occidente.

El alto representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, afirmó este sábado que el despliegue de armas nucleares tácticas de Rusia en Bielorrusia supone “otra escalada del conflicto”.

En una entrevista a EFE en Santo Domingo, donde participa en la Cumbre Iberoamericana, Borrell dijo que el despliegue anunciado hoy por Putin es también “otra muestra de la colaboración del régimen dictatorial de Bielorrusia con Rusia”.

Putin reconoció que el detonante del anuncio fue la decisión del Reino Unido de suministrar al ejército ucraniano munición con uranio empobrecido, aunque Londres asegura que no se trata de armamento nuclear.

Aunque, a renglón seguido, recordó que el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, había solicitado hace mucho tiempo el despliegue de ese tipo de armamento en suelo de la antigua república soviética.

Ucrania acusó en numerosas ocasiones a Minsk de ser un cómplice de la actual campaña militar, aunque Lukashenko se escuda en la militarización de sus fronteras por parte de la OTAN.
Rusia desplegará armas nucleares en Bielorrusia, por primera vez desde década de 1990