Full width home advertisement

Destacado

Industria

Mundo

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El canciller alemán, Olaf Scholz, confirmó este lunes la entrega de los 18 tanques de fabricación alemana Leopard 2 prometidos a Ucrania, en una rueda de prensa en la ciudad neerlandesa de Róterdam.

“Los hemos entregado como se anunció”, confirmó Scholz en una rueda de prensa junto al primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, quien habló de un “acuerdo total” de ambos países sobre el suministro militar a Kiev.

Scholz lo confirmó después de que fuentes del gobierno alemán aseguraran al semanario "Der Spiegel" que Ucrania había recibido los 18 tanques de combate "Leopard 2" que Alemania se había comprometido a entregar y llegaron al país en guerra junto a 40 blindados alemanes del tipo "Marder".

Alemania anunció inicialmente que entregaría 14 unidades de esos carros de combate, pero añadió luego otros cuatro para alcanzar el objetivo de juntar dos batallones del "Leopard 2".

Rutte aseguró que el gobierno neerlandés y alemán están “totalmente de acuerdo sobre temas como el suministro de armas y munición a Ucrania y (tienen una posición común sobre) otros asuntos como el secuestro de niños ucranianos por parte de Rusia” durante “la terrible guerra de agresión” al territorio ucraniano.

Se trata de una reunión programada que tiene lugar regularmente entre delegaciones de los dos países y llega en un momento en el que el Países Bajos del liberal Rutte trata de posicionarse como un claro intermediario europeo, cultivando estrechas relaciones tanto con el canciller alemán como con el presidente francés, Emmanuel Macron.

"Mientras no juguemos al fútbol, somos buenos colegas", bromeó Scholz, que llegó con una agenda que incluía la guerra en Ucrania, el despliegue y la compra de activos militares, la energía verde y otros temas de carácter bilateral.

“No solo somos países vecinos, sino también países del Mar del Norte. Con aerogeneradores e hidrógeno queremos convertirnos en el motor verde de Europa", añadió Rutte.

Scholz y su equipo iniciaron la tarde del lunes su viaje a Róterdam, inmediatamente después de interrumpir 20 horas de reunión de crisis a puerta cerrada en Berlín del gobierno tripartito -socialdemócratas, verdes y liberales-, un encuentro que terminó sin acuerdo en múltiples disensos y la coalición quedó en reanudar las conversaciones este martes.

“No dormí nada (…) pero la cosa va bastante bien”, admitió Scholz desde Róterdam, donde aseguró que “se habían alcanzado muchos, muchos acuerdos”.

La visita de la delegación alemana coincidió también con la huelga masiva del transporte en Alemania, que supuso la cancelación de numerosos trenes internacionales desde Países Bajos al país fronterizo, pero también a Austria y Suiza, así como de casi un centenar de vuelos desde y hacia ciudades alemanas.

Además, en unos días se espera que se oficialice la integración de una unidad de combate del Ejército de Países Bajos en otra de Alemania, la 13ª Brigada Ligera dentro de una división panzer alemana (acorazada de combate), en busca de una asociación más estrecha de las fuerzas armadas de estos dos países en la OTAN.

Sobre este punto, Rutte aseguró hoy que se trata de “una integración casi completa”, mientras que Scholz consideró “muy especial que estén tan entrelazados” ambos Ejércitos.

Entre los países que se sumaron a la decisión de apoyar a Ucrania con el envío de tanques de ese modelo actualmente en sus fuerzas armadas está Polonia, España, Portugal, Finlandia, Países Bajos y Noruega.

Estados Unidos, por su parte, se ha comprometido a suministrar tanques del tipo "Abrams", equivalentes a los "Leopard2".

Alemania anunció inicialmente que entregaría 14 unidades de esos carros de combate, en su versión 2A6, pero añadió luego otros cuatro para alcanzar el objetivo de juntar dos batallones del "Leopard2" - cada uno con 31 tanques.
Alemania envió 18 tanques de guerra Leopard 2A6 y 40 blindados Marder a Ucrania