Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Gobierno de Estados Unidos baraja la posibilidad de enviar a Ucrania una importante cantidad de tanques de guerra M1 Abrams como parte de un acuerdo con Alemania para que el país europeo desbloquee la entrega de sus Leopard 2, según ha informado este martes el diario estadounidense 'The Wall Street Journal'.

Citando a funcionarios estadounidenses no identificados, el informe afirma que los envíos, que podrían anunciarse esta semana, incluirán un número significativo de estos blindados de última generación.

Según el informe, el anuncio formaría parte de un acuerdo con Alemania por el que Berlín enviaría un pequeño número de tanques Leopard 2 a Ucrania y también daría luz verde para que otras naciones que posean Leopard 2 puedan hacerlo. La Casa Blanca declinó hacer comentarios sobre el informe.

La medida supondría un cambio para la administración Biden, que ha sostenido que el suministro de tanques Abrams a Ucrania no es factible, alegando dificultades en el entrenamiento y el mantenimiento.

Aliados y analistas militares afirman que el Leopard 2 está propulsado por un motor Diesel -a diferencia de los tanques Abrams propulsados por turbina- y es más fácil de manejar que los grandes tanques estadounidenses, por lo que su tiempo de entrenamiento es menor.

Si se llega a un acuerdo en este sentido, Ucrania podría disponer de toda una nueva flota de vehículos blindados superiores a los tanques rusos, en un momento en el que está preparando una ofensiva para recuperar los territorios del este bajo control de Moscú.

Tan solo la semana pasada, Estados Unidos anunció un nuevo paquete masivo de armas y municiones para Ucrania que incluye 90 vehículos blindados de transporte de tropas M1126 Stryker y 59 vehículos de combate de infantería M2 Bradley adicionales, pero no los carros de combate occidentales solicitados por Kiev.

El informe del martes se produjo mientras Alemania afirmó que decidiría “en breve” si autorizaba la exportación de carros de combate Leopard y animaba a los aliados a empezar a entrenar a las fuerzas ucranianas para utilizarlos.

Berlín no llegó a conceder el permiso para la transferencia, pero subrayó que la decisión era inminente, lo que provocó una respuesta desafiante del Kremlin.

Polonia también subió la apuesta al presentar una solicitud formal para la entrega a Ucrania de los carros de combate de fabricación alemana que tiene en sus reservas.

Ucrania y varios de sus aliados llevan semanas instando a Alemania a que permita la entrega de los Leopard, pero una reunión de los aliados de Kiev en Alemania la semana pasada, encabezada por Estados Unidos, no permitió tomar una decisión.

El ministro alemán de Defensa, Boris Pistorius, indicó el martes que la hora de la verdad podría ser inminente, afirmando que había “animado expresamente a los países socios que tienen tanques Leopard listos para su despliegue a que entrenen a las fuerzas ucranianas en estos tanques”.

“Espero que se tome una decisión en breve”, añadió tras las conversaciones con el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Berlín.

Stoltenberg agradeció el “mensaje claro” del ministro porque “llevará algún tiempo” preparar los tanques y entrenar a los soldados ucranianos para utilizarlos tras una decisión sobre su entrega.

“Debemos proporcionar sistemas más pesados y avanzados a Ucrania, y debemos hacerlo más rápido”, dijo Stoltenberg, añadiendo que esperaba una decisión de Berlín “pronto”.

Moscú no muestra signos de cambiar de rumbo en su invasión, añadió Stoltenberg, señalando que Rusia ha movilizado más de 200.000 soldados y está adquiriendo nuevas armas de países como Corea del Norte o Irán.
Estados Unidos está cerca de enviar tanques de guerra M1 Abrams a Ucrania
Estados Unidos está cerca de enviar tanques de guerra M1 Abrams a Ucrania