Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Una gran cantidad de integrantes del Ejército de Colombia han sido secuestrados durante los últimos días en varias regiones del país, justo cuando el gobierno del Presidente Gustavo Petro ordenó la suspensión de operaciones ofensivas contra los principales grupos terroristas de Colombia, en el marco de un cese al fuego bilateral que busca allanar el camino para un proceso que el líder de izquierda llama "Paz Total".

El más reciente hecho criminal se presentó en la tarde del lunes 16 de enero, cuando se conoció que fueron secuestrados al menos 30 integrantes de las Fuerzas Militares mientras desarrollaban operaciones de patrullaje en los sectores Alto Caño Cafre y Alto Caño Ánimas del municipio Vista Hermosa, Meta.

De acuerdo con las primeras versiones, los uniformados —dentro de los cuales hay dos sargentos y un cabo— habrían sido retenidos por supuestos campesinos que estarían influenciados por terroristas de las FARC para cometer este delito.

El Comando de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega informó que: "Tropas de la Fuerza de Despliegue Rápido No.1 que se encontraban desarrollando operaciones militares tendientes a brindar seguridad y protección a los habitantes de la vereda Alto Caño Cafra, zona rural de Vista Hermosa, Meta, fueron rodeadas por un grupo aproximado de 300 personas de la región, bloqueando el movimiento de la Unidad." 

"Frente a esta situación, la Unidad militar ha actuado en el marco del respeto de los Derechos Humanos, las normas del Derecho Internacional Humanitario y en cumplimiento de la misión constitucional. Este Comando hace un llamado a la población para que levante el bloqueo y permita que la Unidad militar continúe desarrollando su misión constitucional" detalló la entidad castrense.

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, aseguró que en la zona donde se encuentran secuestrados los militares habría presencia de las disidencias de las Farc y que a dicho grupo les incomodaría la presencia de la fuerza pública.

"En el sur del Meta, donde sucede esto, operan las disidencias de las Farc. Nuestros campesinos, históricamente, han sido presionados a hacer cosas que no quieren hacer y este secuestro se puede convertir en un delito penal. Los campesinos están presionados por las disidencias para que el Ejército se salga de la zona y nosotros no queremos que salgan de allí, no queremos zonas vetadas", indicó el mandatario.

Por otro lado, tres soldados profesionales fueron secuestrados por terroristas de la Columna Móvil Carlos Patiño de las Farc, cuando se movilizaban en uno de los corredores alternos a la vía Panamericana y que son usados para movilizarse entre los departamentos de Cauca y Nariño.

De acuerdo con la versión entregada por militares que laboran en esta zona del país, los militares pretendían llegar a Popayán tras salir de la ciudad de Pasto.

"Los compañeros iban de civil en una camioneta de servicio público de pasajeros cuando quedaron en medio de un retén ilegal que los disidentes ejecutan ahora a la altura del corregimiento de El Hoyo, lo que comprobamos es que los disidentes después se apoderaron de sus celulares, y tras ingresar a los mismos, comprobaron que se trataban de integrantes del Ejército", agregaron los militares.

Registrado esto, los tres soldados fueron obligados a descender del automotor para después ser conducidos hacia una zona boscosa de esta parte del departamento.

De acuerdo con las primeras informaciones suministradas de manera preliminar, los militares fueron identificados como los soldados profesionales Carlos Andrés Ocoró Mejía, Cristian Murillo Murillo y José Arcadio Epiayu Urania, orgánicos de la Fuerza de Despliegue Rápido No.2 y el Comando Operativo de Estabilización y Consolidación Pegaso.

Ya son cuatro militares secuestrados en este punto del corredor alterno, el cual es usado para poder movilizarse hacia el sur del país, superando así el bloqueo que ahora se registra en la vía Panamericana.

El pasado miércoles 11 de enero fue secuestrado el sargento Juan Gabriel Chachinoy Miramagc cuando iba en un bus de transporte público de pasajeros, el cual cubría la ruta Popayán - El Tambo – Piedrasentada- El Patía. El militar pretendía llegar a la ciudad de Pasto, Nariño.

Luego el suboficial Juan Gabriel Chachinoy Miramagc fue trasladado a un punto indeterminado el suroccidente del Cauca, donde los terroristas tienen el control total de varios municipios, entre ellos El Patía.

Posteriormente, este secuestro fue reconfirmado por el Ejército a través de un comunicado de prensa, luego que la prensa caucana informara de esta retención. 

Después de dos días del secuestro, los terroristas de las Farc compartieron un video donde se aprecia la alocución del suboficial, quien aparece vestido de camuflado y rodeado de sujetos portando armamento de largo alcance.

El militar explica quién es, a qué unidad fue trasladado, el tiempo de servicio al interior del Ejército, así como el trato humanitario que recibe por parte de los integrantes de este grupo armado al margen de la ley. La prueba de supervivencia fue entregada a la Defensoría del Pueblo, entidad humanitaria que fue la encargada de publicarla en las redes sociales.

Días antes, fue secuestrado el soldado Luis Domingo Morelos González,  cuando se encontraba de permiso. Según la información conocida, esta acción criminal habría sido perpetrada en el  municipio de Santa Rosa del Sur, Bolívar, por integrantes del Grupo Armado Organizado residual Estructura 37.
En la "Paz Total" del Gobierno Petro secuestran soldados por decenas, 35 militares han sido secuestrados durante los últimos días
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!