Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció este miércoles un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania por 1.850 millones de dólares que, por primera vez, incluye el sistema de misiles Patriot.

De esa cifra, 1.000 millones de dólares serán destinados en armas y equipos procedentes de las reservas del Pentágono, 850 millones de dólares en financiación a través de la Iniciativa de Asistencia a la Seguridad de Ucrania (USAI, por sus siglas en inglés). Parte de esta iniciativa se utilizará para financiar un sistema de comunicaciones por satélite, que probablemente incluirá el crucial sistema de red de satélites SpaceX Starlink, propiedad de Elon Musk.

El líder de la diplomacia estadounidense hizo este anuncio a pocas horas de que el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, sea recibido por su homólogo estadounidense, Joe Biden, en la Casa Blanca, en su primer viaje al exterior desde el inicio de la invasión rusa.

Hacía semanas que se especulaba con la entrega de estas baterías antiaéreas que Kiev había pedido insistentemente para interceptar los misiles rusos que han destruido infraestructura clave en Ucrania.

“El paquete de hoy incluye por primera vez el sistema de defensa aérea Patriot, capaz de derribar misiles de crucero, misiles balísticos de corto alcance y aeronaves a más altura que los sistemas de defensa proporcionados anteriormente”, detalló Blinken en un comunicado.

El anuncio incluye una batería antiaérea Patriot y municiones, así como artillería para otros sistemas defensivos, vehículos, armas y granadas.

Con este nuevo paquete, la ayuda militar entregada por Estados Unidos a Ucrania asciende a 21.300 millones de dólares desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero pasado.

El secretario de Estado norteamericano afirmó que durante los últimos meses Moscú ha intentado “borrar del mapa a Ucrania” y que ahora está usando el frío del invierno como un arma contra la población ucraniana. “Seguiremos apoyando a Ucrania todo el tiempo que sea necesario para que Kiev pueda defenderse y fortalecerse ante una posible mesa de negociaciones” con Rusia, dijo Blinken.

De manera paralela a esa ayuda, el Congreso de Estados Unidos tiene previsto aprobar en las próximas horas otros 45.000 millones de dólares en ayuda económica y militar a Ucrania, como parte de su presupuesto de 1,7 billones de dólares para el año fiscal 2023.

Los Patriot no son una bala mágica, pero son sumamente aptos, efectivos y costosos. Un misil Patriot cuesta unos US$3 millones -tres veces lo que vale un misisl NASAMS (acrónimo en inglés del Sistema Nacional Avanzado de Misiles Tierra-Aire). Ucrania tiene en operación dos sistemas NASAM desde hace varias semanas.

La nueva batería de misiles Patriot "será un recurso crítico para defender al pueblo ucraniano de los bárbaros ataques de Rusia contra la infraestructura crítica de Ucrania", expresó la Casa Blanca en una sesión de información.

Los Patriot fueron utilizados contra los misiles Scud -de fabricación rusa- lanzados por Irak durante la primera Guerra del Golfo y desde entonces su desarrollo por la empresa Raytheon Technologies ha continuado. Vienen en baterías que incluyen un centro de comando, una estación de radar para detectar las amenazas inminentes y lanzadores.

Se informa que el alcance al objetivo es de entre 40km y 160km, dependiendo del tipo de misil utilizado. También tiene lo que se llama sistemas de "defensa puntual", diseñados generalmente para defender áreas en particular, como ciudades o infraestructura importante, en otras palabras, recursos de alto valor.

La entrega del sistema que EE.UU. anunció se refiere a una sola unidad que comprende una estación de radar, un sistema de control y, por supuesto, los lanzadores de misiles.

Es probable que sea posicionado alrededor de un recurso estratégico o una ciudad clave como protección adicional. No sabremos dónde, ya que una vez los sistemas occidentales pasan a manos ucranianas se convierten efectivamente en su propiedad, bajo el control de su ejército nacional.

Ningún militar de EE.UU. o de la OTAN podrá operar estos sistemas dentro de territorio ucraniano. Así como con el otro armamento occidental, las fuerzas Ucrania tendrán que ser entrenadas para usarlos y ese entrenamiento tendrá lugar en un tercer país y "durará un buen tiempo", según la Casa Blanca.

Moscú ha tildado los planes de emplazamiento de los Patriot de "una provocación" y de una mayor expansión de la participación militar de EE.UU. en Ucrania. Rusia indicó que esos misiles se convertirán en lo que llamó "objetivos legítimos" para ataques con misiles, una declaración que ya se hizo antes de esta guerra.

La decisión de enviar una batería es un claro mensaje de que Washington continúa comprometido con hacer lo necesario para que Ucrania se pueda defender. La participación de Irán mediante el suministro a Rusia de drones de ataque y, tal vez, de otro tipo de armas aumenta la preocupación en Occidente.

El efecto en el terreno es el envío de más sistemas avanzados occidentales, algo que Moscú no quería que sucediera. Es difícil saber exactamente cuál será el desempeño general que tendrán los sistemas Patriot. Ciertamente aportarán una capa adicional de protección, pero su tamaño y alto costo significa que pocas unidades se podrán enviar.
Estados Unidos donará a Ucrania misiles MIM-104 Patriot, su más avanzado sistema de defensa aérea
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!