Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

A pesar de la intención de las Fuerza Aérea de los Estados Unidos de retirar sus cazas F-22 Raptor en la próxima década, se espera que el avión siga en servicio hasta que entre en funcionamiento su sustituto, el caza de nueva generación NGAD (Next Generation Air Dominance).

Por ello, la flota estadounidense de aviones de combate stealth F-22 sigue recibiendo actualizaciones y mejoras, algunas de las cuales pretenden servir de puente entre el Raptor y el futuro caza NGAD.

En abril de 2022, gracias a las publicaciones en las redes sociales del general Mark Kelly, del Comando de Combate Aéreo de las Fuerza Aérea de EEUU, y a la solicitud presupuestaria para 2023 de dicha fuerza, se pudo echar un vistazo a algunas de estas mejoras.

Entre ellas se encuentran los nuevos depósitos de combustible sigilosos bajo las alas y sus correspondientes pilones, misiles y lo que podrían ser nuevos pods de guerra electrónica o de búsqueda y seguimiento por infrarrojos (IRST).

Los cazas furtivos como el Raptor están diseñados para volar sin municiones externas ni depósitos de combustible cuando mantienen un perfil furtivo. Sin embargo, luchar sobre las vastas extensiones del Pacífico (por ejemplo) exigiría que el Raptor lleve más combustible del que permiten sus depósitos internos.

En la actualidad, el Raptor dispone de depósitos de combustible de 600 galones (2271 litros) que puede llevar bajo el ala, pero estos depósitos impactan en gran medida su capacidad furtiva. Los nuevos depósitos de combustible previstos para el F-22 pretenden compensar en parte esa reducción de capacidad de sigilo.

Los depósitos de combustible mejorados, que en la solicitud presupuestaria de las Fuerza Aérea se denominan LDTP (Low Drag Tank and Pylon) del F-22, pretenden sustituir los depósitos anteriores y los pilones por un nuevo diseño más sigiloso.

Esto permitirá al Raptor volar más lejos sin delatarse. Y lo que es más importante, están diseñados para eyectarse del ala y dejar tras de sí una superficie lisa, lo que es vital para mantener el sigilo.

En la imagen compartida por el general Kelly también aparecía otro conjunto de cápsulas bajo el ala que, según muchos expertos, podrían albergar una nueva unidad de guerra electrónica o quizás la tan esperada capacidad IRST del Raptor.

El sistema de búsqueda y seguimiento por infrarrojos (IRST, por sus siglas en inglés) es un medio pasivo de detectar y apuntar a aviones enemigos, y uno de los más eficaces para enfrentarse a cazas furtivos con radar.

Como su nombre indica, los sistemas IRST identifican firmas de calor, lo que permite a un caza furtivo como el Raptor cazar aviones enemigos sin emitir ondas de radar que anuncien su presencia. También permite a un caza detectar objetivos furtivos a través del calor de sus gases de escape.

Estas pods también podrían albergar capacidades actualizadas de guerra electrónica destinadas a mejorar el sigilo del F-22 mediante la interferencia de las matrices de radar enemigas.

Por último, también se muestra un nuevo misil que podría representar el próximo (y bastante secreto) misil aire-aire de largo alcance guiado por radar AIM-260, lo que demuestra el conjunto cada vez mayor de sistemas de armas más allá del alcance visual (BVR) del Raptor.
El F-22 Raptor, el avión de combate más poderoso del arsenal de EEUU, tendrá grandes mejoras antes de retirarse
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!