Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Tras cinco largos años de construcción en Asmar, Talcahuano, este jueves se botó al mar el rompehielos Almirante Viel de la Armada de Chile. Este buque antártico, el primero de sus características construido en Sudamérica, es el hito principal del Proyecto Antártica I, cuya inversión asciende a US$221 millones.

La ceremonia contó con la presencia de la ministra de Defensa, Maya Fernández, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, el gobernador regional Rodrigo Díaz y altas autoridades castrenses.

La construcción de esta embarcación supera el 70% de avance y tras este hito, se espera que se finiquiten una serie de trabajos a flote en el sector de habitabilidad, detalles como alineamiento de líneas de ejes, timones y maquinaria en general. Además, se esperan nuevas entradas a dique para la instalación del sistema acústico, pero lo principal son un cúmulo de testeos de puerto desde abril del próximo año hasta 2024. En este año, se realizarán las pruebas de mar para terminar el buque con los últimos retoques de pintura, habitabilidad y corrección de observaciones.

El buque, que es el resultado de un codiseño entre Vard Marine, la Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada y ASMAR, implicó una etapa de diseño básico de 22 meses de trabajo, período en que se generó una alta transferencia tecnológica y de conocimiento colaborativo entre las partes.

Así mismo, fue necesario capacitar a 300 funcionarios del Astillero en forma nacional y 34 funcionarios en el extranjero. Capacitaciones enfocadas a nuevas tecnologías propias del proyecto, incluido normas y regulaciones aplicables a nuevos procesos de soldadura junto con modernas tecnologías y maquinaria adquirida por el Astillero para la materialización del proyecto. Todo ello por una inversión total de US$21.5 millones.

El Proyecto Antártica I ha demandado aproximadamente 3.300.000 horas/hombre en empresas y pymes que prestan servicios de estructuras metálicas, sistemas de cañerías, pinturas y acomodaciones.  Además de proveedores locales y del país en general, desde elementos tan básicos como ferretería e insumos hasta contratos con empresas locales como el Sistema Integrado de Comunicaciones ICS junto con todos los tableros eléctricos y partidores del Buque, que son desarrollo e Ingeniería de integración 100% nacional.

El proyecto genera empleo en promedio a 600 personas en forma directa, donde aproximadamente el 20% de estos son mano de obra eventual y empresas externas asociadas, que de forma adyacente generan empleo en forma multiplicadora ya sea con servicios básicos de alimentación, vivienda y transporte.

El Buque Rompehielos, que es construido en la principal Planta Industrial de Talcahuano, tendrá una clasificación Ice Class PC5, que le permitirá quebrar una capa de hielo de un metro de espesor, de un año de antigüedad, cubierto con hasta 20 centímetros de nieve y a una velocidad de tres nudos. Las dimensiones del buque comprenden una eslora o longitud de 111 metros, una manga o ancho de 21 metros, un calado de 7,2 metros y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Tendrá un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos.

Dispondrá de una dotación de 86 tripulantes y podrá transportar a 34 científicos. Tendrá la capacidad para transportar 19 contenedores de 20 pies, 400 m3 de combustible y 400 m3 de carga pallets.

Contará con cubierta de vuelo y hangar. Los científicos dispondrán de ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión para desarrollar estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica. El buque tendrá laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos, como también elementos para la recolección, almacenamiento y conservación de muestras del mar y del fondo submarino en cámaras frigoríficas. Además, el buque podrá ejecutar misiones de búsqueda y rescate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica, empleando para ello helicópteros embarcados, botes de rescate y una enfermería con capacidad quirúrgica.

Más allá del hito que significará para los Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) la ceremonia de botadura al mar del buque más grande construido en su planta industrial de Talcahuano, la embarcación vendrá a sumar nueva tecnología y capacidades para el estudio científico del extremo sur y de sus aguas.

Así lo sostuvo Loreto Rebolledo, científica del Instituto Nacional Antártico Chileno (Inach) con sede en Punta Arenas, quien detalló la importancia de contar con este nuevo buque. “El nuevo rompehielos constituirá un aporte significativo a la oceanografía, cuenta con equipamiento acústico moderno como ecosonda científica y perfilador de subfondo. Esta nueva plataforma científica permitirá ampliar el conocimiento del océano austral, un océano poco estudiado en reacción a otros, siendo responsable de la captación del 40% del CO2 atmosférico y el 70% del calor atmosférico”, indicó.

La profesional profundizó en el impacto en el desarrollo científico y como esto beneficia a los intereses del país. “El conocimiento generado a través de esta nueva plataforma potenciará los lineamientos de la política antártica nacional y del plan oceanográfico nacional. Además permitirá ampliar el radio de acción en más de 650 kilómetros hacia el sur respecto al antiguo Óscar Viel, llegando hasta la isla Alejandro I; incrementar el desarrollo de la Oceanografía, ecología marina, química con capacidad de laboratorios a bordo y la capacidad para llevar 44 científicos a bordo, también incrementar el trabajo y análisis de procesamiento de la data in situ a bordo de la presente plataforma”, acotó.

Estas condiciones fueron ratificadas por el gerente de Construcción Naval, Alejandro König, quien relevó su valor para la ciencia: “Cumple varios roles: un rol científico que es el más importante y, además, cuenta con capacidades logísticas para poder abastecer las bases en la Antártica junto con rescate, salvataje y vigilancia del territorio marítimo”, apuntó el ejecutivo Naval.
ASMAR botó al mar el Rompehielos 'Almirante Viel' de la Armada de Chile
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!