Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

España enviará al ejército ucraniano media docena de obuses remolcados 105/14 y otros dos lanzadores del sistema de misiles Hawk, similares a los cuatro que ya envió el mes pasado.

Se trata de dos armas útiles para Ucrania con el objetivo de bombardear posiciones rusas con piezas de artillería y en el caso del sistema de misiles Hawk para detectar, identificar, seguir y destruir objetivos aéreos a media y baja altura, incluidos misiles rusos.

Esta información fue ofrecida ayer en la rueda de prensa que el comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), teniente general Francisco Braco, mantuvo junto a otros mandos y la propia ministra, Margarita Robles, en el Ministerio de Defensa.

Los seis obuses de calibre 105 fabricados por la empresa italiana Otto Melara, constituye el primer sistema de artillería tierra-tierra entregado por España al Ejército ucraniano, que pelea palmo a palmo por recuperar el territorio ocupado por las tropas rusas en el este del país desde el pasado 24 de febrero. 

Estas piezas, utilizadas originariamente por unidades de montaña, se caracterizan por su gran movilidad, ya que pueden ser desmontadas y transportadas en muy poco tiempo incluso a lomos de mulas y tienen un alcance de 14 kilómetros.

El mes pasado, Ucrania pidió a los países de la OTAN ayuda adicional para defenderse de los ataques con misiles y drones después de que Moscú atacara ciudades de todo el país en hora punta, matando civiles y destruyendo infraestructuras vitales como el suministro de agua y las centrales eléctricas.

Los ataques parecían ser una represalia después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, declarara que una explosión en el puente hacia Crimea, anexionada a Rusia, era un ataque terrorista.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de Ejército Amador Enseñat, presidió un encuentro informativo en la sede del Departamento sobre la formación y adiestramiento de militares ucranianos en España, una operación enmarcada dentro de la Misión de Asistencia Militar de la Unión Europa (EUMAM Ucrania) y cuyo primer gran esfuerzo ha asumido el Ejército de Tierra.

En la sesión informativa con periodistas, donde autoridades militares han explicado el programa de formación y cuestiones técnicas, Robles ha asegurado que “España desde el 24 de febrero no ha parado ni un minuto de ayudar a Ucrania”, en un gran esfuerzo de las Fuerzas Armadas españolas “trabajando sin descanso, una enorme cantidad de horas” en una misión de paz, porque “defendiendo a Ucrania, defendemos la paz”.

La titular de Defensa ha enfatizado que “todo el mundo es muy consciente del compromiso de España” en su apoyo a Ucrania en una guerra en la “que el único culpable es Putin, hay que decirlo reiteradamente”, así como que Ucrania “está ejerciendo su legítimo derecho a la defensa”, protegiendo su soberanía y su integridad territorial.

Robles ha reiterado su agradecimiento a las Fuerzas Armadas españolas por toda la ayuda humanitaria y de material defensivo que han suministrado (un total de 50 operaciones de transporte logístico y humanitario) y por el programa de adiestramiento a los militares ucranianos.

Finalmente, ha insistido en el duro invierno al que se enfrentan los ucranianos, con “cortes de luz y los medios de calefacción, va a ser un país a oscuras”, sobre todo para la población civil “a la que nos sentimos muy próximos”.

La coronel Yulia Tapaciok, jefa de Relaciones Bilaterales para la Región Europa del Estado Mayor Conjunto ucraniano, ha destacado en su mensaje que la cálida “España, el país de Europa con más días de sol, ha sido el primer país europeo en proveer a Ucrania de uniformes de invierno” (un total de 77.000 uniformes se entregaron en septiembre).

Tapaciok ha recordado que la guerra continúa y que necesitan más refuerzos “para vencer en esta guerra y tener una vida normal en toda Europa”, afirmando que “el enemigo podrá destruir nuestras casas, separar a nuestras familias, pero no puede vencernos ni a nosotros ni a nuestros aliados”.

En la sesión informativa han participado el secretario general de Política de Defensa (SEGENPOL), almirante Juan Francisco Martínez Núñez, que ha explicado que la ayuda española en estos ocho meses ha seguido una serie de criterios: agilidad, solidaridad, eficacia, coordinación y discreción.

Ha insistido en que nuestro país ha sido fiel a un acuerdo internacional adoptado el mismo 24 de febrero, cuando comenzó la guerra, en la primera reunión de coordinación: que el apoyo proporcionado se gestione con discreción.

“Queremos una Europa basada en reglas y una convivencia en paz y no podemos permitir que se imponga la razón de la fuerza a la fuerza de la razón”, ha finalizado Martínez Núñez.

El teniente general Francisco Braco, comandante del Mando de Operaciones (MOPS) se ha concentrado en los aspectos más técnicos de la asistencia militar y el adiestramiento, que irá evolucionando y adaptándose a las necesidades del Ejército ucraniano.

“La novedad de esta misión de adiestramiento es que se va a desarrollar en España”, ha remarcado Braco, recordando que los militares españoles ya llevan a cabo misiones de entrenamiento en países como Mali, República Centroafricana y Somalia.

El general Braco ha explicado que en la nueva misión de adiestramiento el “primer y gran esfuerzo lo ha asumido el Ejército de Tierra, pero también estarán disponibles la Armada, el Ejército del Aire y del Espacio o el Mando Conjunto del Ciberespacio, entre otros”.

Por parte del Ejército de Tierra, el coronel Pablo Paniagua, jefe de la sección de Preparación de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército (EME), se ha detenido en el programa específico de formación que han coordinado con los ucranianos y que, básicamente, tendrá los siguientes elementos claves: rigurosidad, adaptabilidad, exigencia, protección y seguridad de la fuerza y atención a la moral y bienestar de los adiestrados.

Ahora mismo, un grupo de 21 militares ucranianos se adiestra en un campo de maniobras de Almería en el manejo del obús 105/14, una formación que durará ocho días, y el próximo lunes empezar un curso de formación básica a 64 soldados ucranianos en las instalaciones de la Academia de Toledo.

En esta formación básica los militares ucranianos, que llegan acompañados por tres intérpretes, serán instruidos en tratamiento de bajas en combate, tiro de precisión, lucha contra artefactos explosivos improvisados (IED, en sus siglas inglesas), y desminados, entre otras materias.

Esta no es la primera misión en suelo español de militares ucranianos, ya que recientemente 19 de ellos han sido instruidos en el empleo del sistema antiaéreo Aspide por personal del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) en la Base Aérea de Zaragoza.
España a Ucrania otros dos sistemas de defensa aérea HAWK y una batería de obuses de 105mm
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!