Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha supervisado en el día de hoy unos ejercicios de las fuerzas de disuasión nuclear en los que se ha ensayado un ataque “masivo”. No obstante, se trata de unas prácticas que se llevan a cabo de forma periódica.

Según ha detallado el Gobierno de Rusia, esa ofensiva masiva se produciría como respuesta a una hipotética agresión externa. En consecuencia, las maniobras han implicado movimientos por tierra, mar y aire.

Los ensayos, según un comunicado del Kremlin, han servido para verificar el nivel de preparación de unas fuerzas nucleares que el mandatario ruso ha amenazado con movilizar durante la campaña militar en Ucrania.

“Bajo la dirección del comandante supremo de las fuerzas armadas, Vladímir Putin, las fuerzas de disuasión estratégica terrestres, marítimas y aéreas llevaron a cabo un entrenamiento, durante el cual se efectuaron lanzamientos prácticos de misiles balísticos y de crucero”, ha detallado el Kremlin.

Un misil balístico fue lanzado sobre la península de Kamchatka en el Extremo Oriente ruso, y otro desde las aguas del mar de Barents en el Ártico. El ejercicio involucró aviones bombarderos de largo alcance Tu-95.

“Las tareas establecidas durante el ejercicio de entrenamiento de disuasión estratégica se cumplieron en su totalidad, al alcanzar todos los misiles su objetivo”, añadió el Kremlin.

Las fuerzas “estratégicas” rusas, en su amplia definición, están concebidas para responder a amenazas incluido en caso de guerra nuclear. Están equipadas con misiles de alcance intercontinental, de bombarderos estratégicos de largo alcance, de submarinos, de buques de superficie y de la aviación naval.

Durante una reunión de la cúpula de seguridad rusa, el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, le ha precisado a Putin que estos ejercicios responden a preparativos para un potencial ataque “masivo” con el que Rusia respondería a “un ataque nuclear enemigo”.

El presidente ruso, a su vez, ha aprovechado su encuentro con Shoigu para ordenar que se refuerce la seguridad en las infraestructuras energéticas de Rusia y en puntos clave para el transporte.

Este último mandato de Vladímir Putin responde al ataque contra el puente de Kerch (la principal ruta de conexión entre Rusia y Crimea) y a un supuesto plan de sabotaje ucraniano en la central nuclear de Kursk.
Rusia realizó ejercicios nucleares y lanzó misiles balísticos intercontinentales bajo la supervisión de Putin
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!