Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a través de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) busca comprar helicópteros UH-60 Black Hawk a los Estados Unidos, lo que representaría para el gobierno mexicano una inversión superior a los 13 mil millones de pesos, así lo dio a conocer Mario Gutiérrez Vega en el Portal Latinus.

El pasado 2 de junio, el comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, José Gerardo Vega Rivera, envió una carta al Comando Norte de Estados Unidos para solicitar el precio y la disponibilidad de 18 helicópteros de este modelo, el cual se utiliza para el transporte táctico de tropas y equipo.

El Comando Norte, que depende del Departamento de Defensa de Estados Unidos, está fungiendo como intermediario con la compañía Sikorsky, constructora de la aeronave,  para concretar la adquisición a través del Programa de Ventas Militares Extranjeras, lo anterior de acuerdo con una serie de correos electrónicos enviados este año entre militares y que forman parte de las comunicaciones clasificadas extraídas por el grupo de hackers “Guacamaya”.

La inversión estimada sería de unos 13 mil millones de pesos (alrededor de 652,2 millones de dólares) por la flotilla de aparatos nuevos, equipados con sistemas de visión FLIR y con montajes para piezas de artillería no incluidas. La Fuerza Aérea Mexicana cuenta actualmente con una flota de 18 aparatos Black Hawk, que fueron adquiridos en 2014 y entregados en 2016, con una inversión de 203 millones de dólares. 

El Gobierno de México solicito además de los helicópteros, 40 motores T700-GE-701D Motores, 42 Sistemas integrados de Posicionamiento Global/navegación inercial, 36 Ametralladoras M134 Minigun de 7.62mm, 5 Sistemas de Planificación de Misión de Aviación, gafas de visión nocturna AN/AVS, Equipos de comunicación AN/ARC-210 RT-8100, Sistemas de identificación amigo o enemigo (IFF) y un paquete logístico.

Además de los helicópteros, la Sedena busca concretar la donación de dos radares de vigilancia aérea a través del programa Excess Defense Article (EDA) que tiene el gobierno de Estados Unidos.

Esta compra reactivaría la adquisición de material aéreo militar por parte del gobierno mexicano, suspendida a la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador cuya política de austeridad republicana afectó en principio el gasto bélico y con ello la modernización de equipo y armamento de todo tipo.
La Fuerza Aérea Mexicana busca comprar 18 helicópteros Sikorsky UH-60M Black Hawk
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!