Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Gobierno de Reino Unido ha advertido que China está reclutando a varios antiguos pilotos británicos de la Royal Air Force (RAF) para entrenar a pilotos militares chinos, a cambio de importantes cantidades de dinero – unas 250.000 libras al año -, algo que, según ha indicado el Ministerio de Defensa de Reino Unido, tratarán de frenar con nuevas medidas. 

De acuerdo con el mismo Ministerio de Defensa, al menos 30 expilotos se habrían trasladado hasta el país asiático para llevar a cabo este tipo de entrenamiento, además de apoyar a las empresas de la industria de defensa china, y a las instituciones de investigación.

Según ha comunicado un portavoz del Ministerio de Defensa, "estamos tomando medidas decisivas para detener los planes de reclutamiento chinos que intentan la caza de cabeza y ex pilotos de las Fuerzas Armadas del Reino Unido para entrenar al personal del Ejército Popular de Liberación en la República Popular China".

A esta nota, el portavoz ha agregado que “todo el personal en servicio y ex, ya está sujeto a la Ley de Secretos Oficiales (…) estamos revisando el uso de contratos de confidencialidad y acuerdos en toda la Defensa, mientras que el nuevo Proyecto de Ley de Seguridad Nacional creará herramientas adicionales para abordar los desafíos de seguridad contemporáneos, incluido este”. 

Por el momento, Defensa no cuenta con ninguna prueba que indique que se ha llevado a cabo algún trámite de información sensible que violase la ley de Secretos Oficiales. Aun así, y según los medios ingleses, los pilotos que estarían ofreciendo este servicio a China habrían pilotado cazas como los Typhoons, Jaguars, Harriers y Tornados, además de helicópteros, por lo que su experiencia pilotando este tipo de aeronaves puede ser clave para el entrenamiento de los pilotos chinos. 

A pesar de que China se erige como un importante socio comercial de Reino Unido, lo cierto es que el gigante asiático no es un aliado militar del país británico. Y es que, en mitad de la guerra fría actual que se encuentra librando el mundo, más aún con el actual conflicto en Ucrania, los países miembros de la OTAN, entre los que se encuentra Reino Unido, no mantienen ningún tipo de acuerdo militar con China. Es más, durante la cumbre de la OTAN celebrada este año en Madrid, se aprobaba el nuevo Concepto Estratégico que situaba a China como una “amenaza que desafía nuestros intereses, seguridad y valores”, además de añadir que “la zona euroatlántica no está en paz”.

En este contexto, China es una de las principales potencias armamentísticas a nivel mundial. De hecho, su potencia naval es de las más imponentes y cuenta con la Armada más numerosa, aunque esté lejos de poder competir con la de Estados Unidos y sus imponentes portaviones. 

Sin embargo, China ahora quiere apostar por su Fuerza Aérea, entre los que se incluyen sus 2.000 aviones de combate y 400.000 militares, destacando el caza de quinta generación J-20, producido por la fábrica Chengdu Aircraft Industry Corporation para la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF). 

En este sentido, la Fuerza Aérea china se erige como la más grande de Asia y la segunda más grande a nivel mundial, por detrás de Estados Unidos y por delante del Ejército del Aire ruso, en un momento en el que China ha incrementado su presupuesto en Defensa en un 7.1%. 
¿Entrenando al enemigo? Pilotos militares de Reino Unido instruyen a pilotos chinos en tácticas de combate aéreo
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!