Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Alrededor de 2.000 drones ya surcan los cielos de Colombia, según la Aeronáutica Civil, presentando diferentes servicios como entrega de paquetes, riego y monitoreos de seguridad. Mientras que esta cifra continúa en aumento, las autoridades y empresas están poniendo sobre la mesa la importancia de fortalecer las regulaciones en las operaciones para garantizar la seguridad de las personas y el éxito de las actividades.
 
Por esta razón, los operadores de drones del país han comenzado a utilizar una nueva generación de sistemas de gestión de tráfico no tripulados, también conocidos como UTM (Unmanned Traffic Management). Esta plataforma ha permitido evitar posibles accidentes como choques con aeronaves o personas, interceptaciones por parte de ciberdelincuentes o extravíos.
 
“Las UTM digitales son plataformas de gestión de tráfico de drones de última generación que se basan en la nube y permiten la gestión del espacio aéreo a baja altitud, para garantizar operaciones seguras, protegidas y eficientes no obstante su complejidad. Estas soluciones son cruciales para proporcionar autorizaciones de vuelo automatizadas y el monitoreo del espacio aéreo, identificando la presencia de drones a baja altitud y evitando posibles conflictos durante el vuelo”, aseguró Jerome Copin, director general para Colombia y Países Andinos de Thales, compañía francesa que desarrolla estas tecnologías alrededor del mundo.
 
El país prevé el incremento del uso de drones para diferentes servicios, por lo cual pronto será muy común ver estos aparatos volando a diario. Si se quiere que este tipo de iniciativas progresen, deben operar de manera segura para todos, con una eficiencia, productividad, seguridad y valor económico, marcos regulatorios apropiados y capacidades tecnológicas y operativas mejor definidas.
 
Lograr esto, pasa por contar con que los operadores de los drones pueden establecer rutas especiales de vuelo y cuenten con un rastreador para conocer la localización del dron durante su desplazamiento; y si en recorridos largos un dron pierde la comunicación y se extravía, sea posible rastrear su posición exacta desde la nube ofreciendo seguimiento remoto en tiempo real. También es importante que cuenten con un sistema de protección contra interferencia por parte de terceros.

A estas soluciones de UTM se le suma la importancia de contar con una buena conectividad que permita maniobrar los drones incluso fuera del campo de visión del piloto. Es así como se ha iniciado un trabajo en conjunto para que los operadores móviles habiliten las redes 4G y 5G, esto con el propósito de poner en marcha los servicios de monitoreo de los drones, asegurar que la seguridad del dispositivo no se vea alterada durante las fases de vuelo y evitar la suplantación de identidad.

Estas redes de telecomunicaciones están siendo esenciales en diversos países del mundo y ya se ha dado luz verde a su habilitación como un soporte para la información que los drones generan mientras cumplen su plan de vuelo. Los datos están logrando viajar a través de las redes móviles para llegar a los servidores y así ser consultados por las personas autorizadas e interesadas en capturar la información de los distintos elementos que estén en el aire.
El Mercado de drones en Colombia sigue creciendo y demanda mayor seguridad
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!