Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos presiona a sus aliados para construir rápidamente para Ucrania una red de defensa aérea "en mosaico" utilizando equipos compatibles con la OTAN, algunos ultramodernos, otros más antiguos, para proteger los objetivos estratégicos ucranianos de los ataques rusos.

Este esfuerzo cobró mayor urgencia luego de que esta semana Rusia atacara a Ucrania con misiles, dañando las instalaciones de energía en todo el país y dejando al menos 20 muertos.

"Lo que los líderes (ucranianos) describieron como lo que más necesitaban era capacidad de defensa aérea", dijo el jueves el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en Bruselas, un día después de una reunión de 50 países aliados que coordinan su apoyo militar en Kiev.

Pero para establecer el "escudo antiaéreo" que reclama el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, es necesario crear lo que los militares llaman una defensa tierra-aire de múltiples capas.

"Estos son sistemas de corto alcance y baja altitud, luego sistemas de mediano alcance y altitud media, y finalmente sistemas de largo alcance y gran altitud", dijo el miércoles a periodistas el general Mark Milley, jefe de Estado Mayor estadounidense.

Estos tres niveles permitirán proteger objetivos estratégicos ucranianos, como grandes ciudades, infraestructuras clave o centros de poder, contra misiles balísticos, misiles de crucero o incluso drones.

Estados Unidos prometió el sistema de defensa antiaéreo NASAMS, cuyos dos primeros ejemplares deben llegar próximamente a Ucrania. Ha pedido seis más al fabricante Raytheon, pero es posible que la entrega no sea hasta dentro de dos o tres años.

Alemania entregó un primer sistema de defensa de última generación Iris-T, pero Kiev deberá esperar hasta el próximo año para los otros tres prometidos. Este sistema de alcance medio pero de gran altitud está destinado a proteger una pequeña ciudad.

Para acelerar el proceso, Estados Unidos instó el miércoles a sus aliados a suministrar el equipo antiaéreo disponible, incluso los más antiguos, siempre y cuando cumplan con los estándares de la OTAN.

España fue la primera en responder positivamente el jueves: enviará cuatro sistemas tierra-aire Hawk de mediano alcance a Ucrania, anunció Austin, al saludar una "respuesta muy, muy rápida". Estos sistemas que datan de la Guerra Fría fueron modernizados con los años. España actualizó algunos para prolongar su vida útil.

El presidente Emmanuel Macron anunció el miércoles que Francia entregará a Kiev "radares, sistemas y misiles para proteger (a los ucranianos) de ataques, en particular para protegerlos de ataques con drones".

No precisó el modelo de los sistemas antiaéreos previstos, pero un funcionario militar estadounidense mencionó el sistema de defensa tierra-aire de gran altitud SAMP/T, conocido como Mamba, el competidor europeo del Patriot, en uso en Francia, en Italia y Singapur. De diseño franco-italiano, este sistema participa actualmente en la defensa antiaérea de la OTAN.

"Los italianos están, al parecer, dispuestos a ver qué podemos dar como SAMP-T, pero todo es muy complejo y hay que verlo con otros socios", se indicó el jueves en el Elíseo. "Es un trabajo que está en curso dados los pedidos de Ucrania".

París también proporcionó misiles tierra-aire de corto alcance "Crotale", recordó el ejecutivo francés. Reino Unido anunció el miércoles el envío de misiles AMRAAM, destinados a los sistemas NASAMS suministrados por Estados Unidos.

A Washington le interesa también el sistema español Spada 2000, fabricado como el Mamba por el constructor europeo MBDA, indicó el funcionario estadounidense que pidió anonimato. Versión modernizada de un sistema de alcance y altitud media en servicio desde la década de 1980 en Italia, se ha vendido a España, Kuwait y Pakistán.

Para defenderse de los misiles balísticos, Washington también está considerando proporcionar baterías de misiles Patriot a Ucrania.

El ejército estadounidense no tiene suficientes para suministrarlos a Kiev, pero Washington está presionando a otros países que los tienen para que participen en el esfuerzo, y también está tratando de convencer a Israel de que suministre partes de su sistema "Cúpula de Hierro".

"Muchos países tienen los Patriot. Muchos países tienen otros sistemas", señaló el general Milley en Bruselas. "Hay toda una serie de sistemas israelíes que son muy eficaces", agregó.

Una vez que se proporcionen los sistemas, las fuerzas ucranianas deberán recibir capacitación sobre su uso y deberán "asegurarse de que puedan conectarse con los sistemas de comando y control y de comunicación y de que tengan radares que puedan comunicarse entre sí para que puedan localizar objetivos", explicó el jefe de Estado Mayor estadounidense. "Es bastante complicado desde un punto de vista técnico", agregó Milley. "Tomará un poco de tiempo".
EEUU presiona a aliados para construir defensa antiaérea "en mosaico" para Ucrania.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!