Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

La Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa (USAFE) aprenderá cómo la Fuerza Aérea Sueca (SwAF) lleva a cabo la dispersión de sus aviones de combate Saab Gripen en tiempos de guerra, para aplicar esta filosofía en sus propias unidades.

Así lo aseguró el Comandante de la USAFE, el General James B Hecker, durante una rueda de prensa a la que asistió Webinfomil.com en la Base Aérea de Uppsala (Suecia), afirmando que la principal y más poderosa fuerza aérea del mundo enviará personal a Suecia “para ver cómo los suecos hacen esto tan bien”.

"La capacidad de dispersar aeronaves es una especialidad que han dominado", dijo el general Hecker sobre la Fuerza Aérea Sueca, y agregó: "Suecia tiene un empleo de combate ágil mejor que cualquier otra fuerza aérea en el mundo, y vamos a explotar ese  conocimiento para aplicarlo en la OTAN. ¡Es muy emocionante!" Según el general norteamericano, un equipo del Comando de Combate Aéreo (ACC) de la Fuerza Aérea de los EE. UU. debería llegar a Suecia en los próximos días para conocer del tema e intercambiar experiencias.

Cabe destacar que la Fuerza Aérea de Suecia opera los aviones de combate Saab Gripen C/D como su principal vector aéreo de defensa frente a las amenazas que se ciernen sobre sus fronteras (especialmente la siempre intimidante Rusia y su expansionismo belicista) y pronto recibirá el Gripen E/F con la cual proyecta emplear una fuerza mixta de 100 aviones de combate de primera línea. 

Los escuadrones de Gripen se dividen entre el norte y el sur de Suecia, con una distribución que los deja preparados para responder a cualquier incursión en el espacio aéreo nacional.
EEUU aprenderá de Suecia su filosofía de operación de cazas Saab Gripen desde carreteras en tiempos de guerra
En línea con los icónicos diseños anteriores de Saab como el Viggen y el Draken, el Gripen se construyó desde el principio para operar desde pequeñas pistas de aterrizaje y tramos rectos de carretera, con la capacidad de ser armado y tanqueado entre misiones en cuestión de minutos por un pequeño equipo de reclutas. En caso de guerra, la dispersión de Gripens en tramos de carretera designados previamente y pistas de aterrizaje remotas en todo el país garantizaría su supervivencia en un ataque inicial gracias a que no serán fácilmente ubicados por el enemigo.

El diseño y las capacidades del Gripen han sido influenciadas por una estrategia de dispersión llamada sistema Bas 90. Este sistema es una táctica ideada por la Fuerza Aérea Sueca durante la Guerra Fría que se utilizó para dispersar a los aviones de combate por todo el territorio, lo que dificultaba y encarecía al enemigo realizar ataques terrestres o sorpresa. Atacar aeronaves en tierra se vuelve más difícil si las líneas de vuelo y las pistas de aterrizaje se colocan lejos unas de otras.

Según un informe de Flight Global, si aviones como el F-35 y el F-22 usaran la táctica de operaciones dispersas, las cosas serían más desafiantes, debido a los extensos sistemas de mantenimiento, reparación y revisión que exigen ambos aviones. Sin embargo, ese no es el caso con Gripen, ya que desde el principio, Suecia tenía la intención de tener cazas Gripen operando desde bases aéreas austeras. Por lo tanto, Gripen es fácil de mantener, es rentable y tiene la flexibilidad de despegar desde pequeñas pistas de aterrizaje, lo que mejora su efecto operativo.

El Gripen E puede despegar en franjas de carretera de solo 16 m de ancho y 500 m de largo y puede aterrizar en una carretera de 600 m de largo, sin gancho de cola ni paracaídas de frenado. Esta capacidad también permite que el caza despegue desde pequeñas calles de rodaje, pequeños aeródromos civiles o carreteras. 

Un Gripen también puede rodar usando su propia energía a posiciones de línea de vuelo para mantenimiento, reabastecimiento de combustible y rearme, con la ayuda de un pequeño número de técnicos en tierra. El Gripen fue diseñado para un tiempo de respuesta mínimo: tareas como el reabastecimiento de combustible y el rearme no toman más de 10 minutos, lo que aumenta aún más la operatividad y disponibilidad del caza.

El avión de combate sueco fue diseñado con un "canard" para poder aterrizar en pistas de aterrizaje cortas y también para aumentar la maniobrabilidad. El canard, junto con los frenos de las ruedas, ayudan a Gripen a detenerse rápidamente después de aterrizar al crear una carga aerodinámica para hacer que los frenos sean más efectivos.

Al hacer que Gripen fuera autónomo, se eliminó la necesidad de una gran cantidad de equipos de apoyo en tierra. Por ejemplo, la aeronave utiliza una unidad de energía auxiliar, maneja muchos de sus sistemas de puesta en marcha y también realiza controles de diagnóstico internos.

Otros pequeños detalles funcionales, como el interruptor maestro para las comprobaciones del sistema de armas, los paneles de acceso que se pueden abrir y cerrar con solo presionar los pestillos de los botones, los pernos que se pueden quitar para separar el motor mientras se desconecta el combustible, las líneas hidráulicas y más, tienen ha sido diseñados para ahorrar tiempo en tierra y hacer que las misiones duren más tiempo.

Aunque Suecia relajó gradualmente su estrategia de bases aéreas al final de la Guerra Fría, en los últimos años se ha visto un enfoque renovado en el sistema Bas 90 como una forma de adoptar la cooperación internacional con los países vecinos y los aliados de la OTAN.
Dos aviones de combate Saab Gripen despegando de la Base Aérea de Uppsala durante una visita de Webinfomil.com
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!