Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Las defensa aérea de Ucrania ha derribado al menos 55 aviones de combate rusos desde el comienzo de la guerra a fines de febrero. Así lo afirmó un general estadounidense este lunes, tras asegurar que las enormes pérdidas son una de las principales razones por las que los aviones de combate y bombarderos rusos no han jugado un papel importante en el conflicto. .

Los ucranianos derribaron esos aviones utilizando sistemas de defensa aérea de origen soviético, lo que obligó a los rusos a limitar severamente las misiones que volaban cerca de las posiciones ucranianas. Los derribos también alejaron a las fuerzas terrestres rusas del preciado apoyo aéreo que necesitan para tomar y mantener el territorio invadido, dijo a los periodistas el general James Hecker, comandante de las Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa y África.

Esa falta de protección desde el cielo ha sido una de las grandes sorpresas de la guerra, ya que la mayoría de los analistas esperaban que Rusia estableciera rápidamente el dominio sobre el espacio aéreo de Ucrania en los primeros días de la invasión. Ese fracaso permitió que la fuerza aérea ucraniana se reagrupara y sobreviviera casi intacta. Hecker estima que Ucrania conserva alrededor del 80 por ciento de su fuerza aérea, siete meses después de la guerra.

En la reunión del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania en la base aérea de Ramstein en Alemania este mes, una de las "grandes peticiones" de los ucranianos fue más sistemas de defensa aérea SA-10 y SA-11 para defenderse de los drones y aviones rusos, dijo Hecker. Estados Unidos no produce ni usa dichos misiles, por lo que la responsabilidad de suministrarlos a Kiev recae en los aliados europeos.

Para reforzar la defensa aérea ucraniana el Departamento de Defensa de EE.UU. ha contratado a Raytheon Missiles & Defense para fabricar sistemas de misiles tierra-aire NASAMS para Ucrania.
El monto del contrato supera los 182 millones de dólares, según informó el Departamento de Defensa estadounidense.

“Raytheon Co... recibió un contrato de precio fijo de $182.295.333 para la adquisición de sistemas de misiles tierra-aire avanzados (NASAMS)... El trabajo se realizará en Tewksbury, Massachusetts, con una fecha de finalización estimada para el 23 de agosto de 2024. En el momento de la celebración del contrato, se asignaron fondos de la Iniciativa de Asistencia para la Seguridad de Ucrania para el año fiscal 2022 por un monto de $182.295.333”, dice el comunicado.

Raytheon en su comunicado de prensa señaló que NASAMS sería enviaría a Ucrania en respuesta a las necesidades del país para defenderse de las amenazas aéreas.

"Raytheon Missiles & Defense y nuestros socios están trabajando diligentemente para entregar rápidamente esta capacidad de defensa aérea crítica y comprobada para ayudar al pueblo ucraniano a defender su patria", dijo Tom Laliberty, presidente de Land Warfare & Air Defense, un área comercial de Raytheon Missiles & Defense. "Ucrania se unirá a una docena de países de todo el mundo que confían en NASAMS para derrotar una multitud de amenazas, incluidos misiles de crucero, aviones y sistemas no tripulados".

NASAMS (Sistema de Misiles Superficie-Aire Avanzado Nacional/Noruego) es un sistema de defensa aérea de corto a mediano alcance distribuido desarrollado por Raytheon Kongsberg Defense & Aerospace (KDA). El sistema defiende contra vehículos aéreos no tripulados, helicópteros, misiles crucero, vehículos aéreos de combate no tripulados y aeronaves.

Diseñado por la compañía noruega Kongsberg, el Norwegian Advanced Surface-to-Air Missile System (o NASAMS) es un sistema de defensa aérea que se caracteriza por poseer una arquitectura centrada en redes, plenamente integrable en los sistemas de defensa aérea y anti-misil nacionales. Y, dependiendo de la composición de sus municiones, puede interceptar blancos a distancias cortas, medias y largas.

El NASAMS admite varios tipos de radares de vigilancia, de lanzadores y de municiones, lo cual le otorga una gran flexibilidad operativa.

El sistema puede utilizar los mismos misiles aire-aire AMRAAM y AIM-9X que usan los aviones de combate, para cubrir cotas bajas y medias con un mismo lanzador. En su última versión, se incorporaron los misiles AMRAAM de alcance extendido (AMRAAM ER) y el AIM-9X-2. El AMRAAM ER amplía significativamente el radio de intercepción del NASAMS (50% más en distancia y 70% en altura que con el AMRAAM C-7), mientras que el AIM-9X-2 está optimizado para alcances más cortos.
Ucrania ha derribado 55 aviones de combate rusos, aseguró la Fuerza Aérea de Estados Unidos.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!