Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El Ejército de Rusia está en desacuerdo sobre la mejor manera de contrarrestar los inesperados avances de Ucrania en el campo de batalla este mes, según afirmaron múltiples fuentes familiarizadas con la inteligencia estadounidense a CNN, ya que Moscú se ha encontrado a la defensiva tanto en el este como en el sur.

El propio presidente de Rusia, Vladimir Putin, está dando instrucciones directamente a los generales en el campo, dijeron dos fuentes familiarizadas con la inteligencia estadounidense y occidental, una táctica de gestión muy inusual en un ejército moderno que devela la estructura de mando disfuncional que ha plagado la invasión de Rusia desde el principio.

Las intercepciones de los servicios de inteligencia han captado a oficiales rusos discutiendo entre ellos y quejándose a sus amigos y familiares en su país sobre la toma de decisiones desde Moscú, dijo una de estas fuentes a CNN.

El Ministerio de Defensa de Rusia afirma que está redistribuyendo las fuerzas hacia Kharkiv, en el noreste, donde Ucrania ha logrado los avances más espectaculares, pero fuentes estadounidenses y occidentales afirman que el grueso de las tropas rusas sigue en el sur, donde Ucrania también ha montado operaciones ofensivas en torno a Jersón.

Ante la feroz ofensiva ucraniana, Putin anunció una movilización parcial que se espera que incluya la convocatoria de hasta 300.000 reservistas. Durante meses se ha resistido a dar ese paso y los funcionarios del gobierno de Biden aseguraron que el hecho de que haya decidido hacerlo ahora pone de manifiesto la gravedad de la escasez de soldados que tiene Rusia y señala una creciente desesperación.

No está claro que la movilización vaya a suponer una diferencia operativa en el campo de batalla, o que simplemente prolongue la duración de la guerra sin cambiar el resultado, según pronosticaron varios analistas militares.

Y mientras Rusia se tambalea en el campo de batalla, los funcionarios de Moscú se han apresurado a echarse la culpa por el abrupto cambio de suerte de Rusia, dijo un alto funcionario de la OTAN.

"Los funcionarios del Kremlin y los expertos de los medios de comunicación estatales han estado discutiendo febrilmente las razones del fracaso en Kharkiv  y, de manera típica, el Kremlin parece estar tratando de desviar la culpa de Putin y de los militares rusos", dijo esta persona.

La cúpula militar rusa ya ha tenido cambios en respuesta a los fracasos en el campo de batalla, lo que ha dejado la estructura de mando de Rusia aún más desordenada que antes, según informaron las fuentes militares. El comandante que supervisaba la mayoría de las unidades en el teatro de operaciones de la región de Kharkiv llevaba solo 15 días en el puesto y ya ha sido relevado, dijo el funcionario de la OTAN.

Pero incluso si Rusia es capaz de unirse en torno a un plan, los funcionarios estadounidenses y occidentales creen que Rusia está limitada en su capacidad de montar una respuesta estratégicamente significativa a las operaciones de contraofensiva de Ucrania que en los últimos días ha cambiado el curso de la guerra a favor de Kyiv.

Incluso tras el anuncio de la movilización parcial, los funcionarios se muestran escépticos de que Rusia sea capaz de desplegar rápidamente un gran número de tropas en Ucrania, dados sus continuos problemas con las líneas de suministro, las comunicaciones y la moral.

Hasta ahora, Rusia ha respondido a los avances de Ucrania lanzando ataques contra infraestructuras críticas como presas y centrales eléctricas, ataques que EE.UU. considera en gran medida ataques de "venganza" más que de importancia operativa.

En ausencia de más recurso humano que, ahora mismo, simplemente no tiene, las fuentes dijeron que Rusia tiene pocas otras opciones para castigar o hacer retroceder a las fuerzas ucranianas. Putin está "luchando", dijo el coordinador de comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, en una aparición en CNN. El Ejército de Rusia tiene "poca cohesión de las unidades, deserciones en las filas, soldados que no quieren luchar", dijo Kirby

"Tiene una moral terrible, la cohesión de las unidades en el campo de batalla, el mando y el control aún no se han resuelto. Tiene problemas de deserción y está obligando a los heridos a volver al combate. Así que está claro que la falta de personal es un problema para ellos", dijo Kirby. "Se sienten como si estuvieran a la defensiva, sobre todo en esa zona del noreste del Donbás".

La orden de movilización de Putin es significativa porque es un reconocimiento directo de que la "operación militar especial" de Moscú no estaba funcionando y necesitaba ser ajustada, dijeron los analistas militares.

Pero por ahora, hay más preguntas que respuestas sobre su impacto operativo preciso. Es la primera orden de este tipo dictada en Rusia desde la Segunda Guerra Mundial, lo que ofrece a los analistas militares pocos datos modernos en los que basar sus predicciones.
Los militares rusos están divididos ante esfuerzo de Putin por frenar la contraofensiva de Ucrania, según fuentes de EE.UU.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!