Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Estados Unidos asegura tener información de que Irán ha entregado a Rusia decenas de drones para la guerra en Ucrania, dijeron el martes funcionarios estadounidenses.

Se trata del primer traspaso a Rusia de esos drones, que tienen capacidad para transportar municiones y perpetrar ataques contra radares, piezas de artillería y otros objetivos militares, de acuerdo a esas fuentes.

La entrega se produjo durante varios días este mismo mes. Aviones de carga rusos recogieron los drones en un aeródromo iraní y los fueron transportando desde Irán a Rusia, detallaron los citados funcionarios estadounidenses en base a información de inteligencia.

Se desconoce si Moscú ha comenzado a usar los drones en contra de objetivos ucranianos, pero estos aviones no tripulados parecen estar en buen estado y listos para usarse, dijeron los funcionarios, quienes hablaron a condición de guardar el anonimato para poder tocar datos delicados de inteligencia.

Se especula que Irán está entregando unidades de drones Shahed-129, utilizados para vigilancia operativa, reconocimiento y destrucción del enemigo, diseñados sobre la base del modelo estadounidense MQ-1 Predator y el israelí Hermes 450.

Las unidades no tripuladas tienen un fuselaje de ocho metros, con una envergadura de alas de 16 metros. Su carga de combate es de hasta 400 kilos, con una velocidad que alcanza los 150 kilómetros por hora y una autonomía de hasta 1.700 kilómetros. Con ello, dura hasta 24 horas en el aire.

Estados Unidos lleva un mes denunciando los planes de Rusia para adquirir drones iraníes con el objetivo de usarlos en la guerra en Ucrania, que se encuentra estancada sobre el terreno con batallas entre las dos partes en el sur y este del país.

Según esos funcionarios, Rusia proyecta adquirir "cientos" de drones iraníes de diferente tipo y algunos de sus efectivos están recibiendo entrenamiento en Irán sobre cómo usar estos aviones no tripulados.

Rusia, que tiene entre 1.500 y 2.000 drones para labores de vigilancia, carece del tipo de aviones no tripulados capaces de desempeñar labores ofensivas contra el enemigo, como los drones iraníes.

En contraste, desde el inicio de la guerra, Ucrania ha hecho excelente uso de los drones para efectuar labores de reconocimiento y atacar blancos rusos durante los seis meses de conflicto, apoyándose en la tecnología que le han proporcionado Estados Unidos y otros aliados, incluida Turquía. 

El mes pasado, un dispositivo explosivo a bordo de un dron impactó el cuartel de la flota rusa del Mar Negro, en la península de Crimea, dejando varios heridos. Simpatizantes de Ucrania también han recaudado fondos para comprar drones que puedan usarse en la guerra.

Ante las sanciones económicas y las limitantes en sus cadenas de suministro debido a la guerra, Rusia ha recurrido cada vez más a Irán como un importante aliado y proveedor de armas. La Casa Blanca advirtió públicamente por primera vez el mes pasado que Teherán planeaba suministrarle a Moscú “cientos” de drones armados. Unos días después, aseguró que funcionarios rusos habían realizado dos visitas a Irán para concretar un envío.

El ministro del Exterior de Irán, Hosein Amir Abdolahian, dijo el mes pasado que Teherán tenía “distintos tipos de colaboración con Rusia, incluyendo en el sector de defensa”. Y añadió: “Pero no ayudaremos a ninguna de las dos partes involucradas en esta guerra porque creemos que debe llegar a su fin”. No obstante, ha evitado negar el envío de estos drones.
EEUU aseguró que Irán enviará drones armados a Rusia para usarlos contra Ucrania.
Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!