Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Delta ordena el modelo más grande de la familia MAX, el 737-10, que comenzará a entregarse en 2025. Propulsado por los motores LEAP-1B de próxima generación fabricados por CFM International, una compañía propiedad conjunta de GE y Safran Aircraft Engines.

El avión será entre un 20% y un 30% más eficiente en el consumo de combustible que los actuales aviones de Delta, dando un paso importante en el viaje hacia un futuro sostenible.

"El Boeing 737-10 será una importante adición a la flota de Delta al tiempo que damos forma a un futuro más sostenible para los viajes aéreos, con una experiencia elevada para el cliente, una mayor eficiencia en el consumo de combustible y el mejor rendimiento de su clase", dijo Ed Bastian, director y presidente de Delta. "Estos nuevos aviones proporcionan una economía operativa y una flexibilidad de red superiores, y el acuerdo refleja nuestro enfoque prudente para desplegar nuestro capital".

“Construido en nuestra fábrica en el estado de Washington con el apoyo de proveedores clave en todo Estados Unidos, el 737-10 proporcionará a Delta la mejor economía para transportar a más pasajeros en sus rutas de corto y medio alcance”.

El anuncio se hizo durante el Salón Aeronáutico Internacional de Farnborough 2022 en el Reino Unido, e incluyó una ceremonia de firma con ejecutivos de Delta, Boeing y CFM.

El B737-10 se alinea con cuatro pilares clave de la estrategia de flota a largo plazo de Delta:

  • Tamaño: Como un avión más grande que los que reemplaza, el 737-10 proporciona beneficios económicos superiores a medida que Delta continúa aumentando el número de aviones de fuselaje estrecho.
  • Simplificación: Se espera que el 737-10 comparta una categoría de entrenamiento común en toda la flota de 737 de Delta.
  • Escala: El pedido aumentará el tamaño de la familia 737 de Delta a más de 300 aviones para fines de la década.
  • Sostenibilidad: Con sus motores LEAP de nueva generación, el 737-10 será uno de los aviones más eficientes en cuanto a consumo de combustible de la flota de Delta, junto con el A321neo.

Configurados con 182 asientos de los cuales 20 serán de Primera Clase, 33 en Delta Comfort y 129 en Cabina Principal.

Los clientes disfrutarán del interior del Boeing Sky, realzado por los modernos muros y escaparates, con entretenimiento a bordo y puertos de alimentación en cada asiento, Wi-Fi vía satélite de alta velocidad en todo el avión y contenido de vídeo a petición disponible a través de Delta Studio. La cabina también contará con iluminación LED que mejora la sensación de amplitud de la aeronave y grandes compartimentos superiores pivotantes.

Con una velocidad máxima de Mach 0.79 y un alcance de 3,300 millas náuticas, el 737-10 tiene una amplia flexibilidad para servir a los mercados de los Estados Unidos dentro de la red líder en la industria de Delta.

El avión estará destinado a puntos neurálgicos como: Nueva York, Boston, Atlanta, Detroit, Minneapolis-St. Paul, Seattle y Los Ángeles.

El ensamblaje final del avión tendrá lugar en las instalaciones de Boeing en Renton, Washington, cerca del centro internacional de Delta en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma.

El 737-10 está actualmente a la espera de la certificación final de la Administración Federal de Aviación, que se espera para 2023. En caso de demora, el acuerdo cuenta con la protección adecuada, incluyendo permitir que Delta cambie a otro modelo de la familia MAX si es necesario.
 



Webinfomil.com
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!