Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El "Suffren", un submarino nuclear de ataque (SSN) de nueva generación construido por la empresa francesa Naval Group, entró hoy en servicio en el puerto de Brest, en el occidente del país.

En presencia del nuevo ministro de las Fuerzas Armadas de Francia, Sébastien Lecornu, quien subió a bordo del buque al inicio de esta primera misión operativa, este sumergible forma parte del programa "Barracuda", y es el primero de una serie de seis sumergibles destinados a garantizar la "independencia de Francia".

“Es un paso importante en la ambición estratégica que (el presidente) Emmanuel Macron tiene para nuestros ejércitos desde 2017”, señaló el ministro, pues supone la entrega a las fuerzas armadas de un submarino construido en Francia tras más de una década.

El Suffren tiene 100 metros de largo y 5300 toneladas de peso, con una dotación de 65 marineros, y diseñado por primera vez para acoger a una tripulación mixta con zonas de descanso separadas.

En julio de 2019, Macron anunció oficialmente la construcción de esta nueva generación de sumergibles como forma de reforzar “la independencia de Francia, nuestra soberanía” y “nuestro propio estatus de gran potencia en el mundo”, declaró.

Por un importe total de 9100 millones de euros, la construcción de estos seis submarinos se encargó al grupo industrial francés Naval Group, especializado en la construcción de defensa naval, quien también barajó la construcción de otras 12 unidades a Australia por un valor de 31 mil 200 millones de euros.

Finalmente Canberra prefirió concluir una asociación estratégica con Estados Unidos y Gran Bretaña, y el denominado “contrato del siglo” fue abandonado, generando una crisis diplomática entre los países aliados.

Lanzado en 1998 por la Agencia de Adquisiciones de Defensa de Francia (DGA), el programa Barracuda renovará el componente submarino de disuasión nuclear francés que consta de seis submarinos de la clase Rubis que entraron en servicio a principios de la década de 1980. El contrato de desarrollo asociado fue notificado a finales de 2006. Se requirieron más de diez años de estudios para definir un submarino que cumpliera con los requisitos operativos de la Armada francesa. 

La entrega de los seis submarinos se llevará a cabo durante una década. Con una vida útil de más de 30 años, los submarinos de la clase Suffren serán la columna vertebral de las fuerzas submarinas francesas hasta al menos el año 2060, convirtiéndolo en uno de los principales sistemas de armas de este siglo.

La construcción de estos submarinos Barracuda moviliza una amplia gama de conocimientos excepcionales en las tecnologías más avanzadas. Entre estos, los aceros muy especiales, las prestaciones acústicas subacuáticas y los sistemas de armas hacen del SSN Barracuda uno de los submarinos más eficientes del mundo.

Los submarinos Barracuda, con sus medios de navegación, comunicación y su control centralizado y automatizado, también son más maniobrables y móviles. Otra innovación importante es el mástil optrónico, que reemplaza a los viejos mástiles telescópicos, lo que garantiza una mejor recopilación de información visual y un mejor intercambio de esta información entre la tripulación. Esta nueva característica, combinada con capacidades de detección avanzadas, garantiza la superioridad de los submarinos Barracuda en misiones de inteligencia.

La serie Barracuda también ofrece a la Armada francesa una superioridad de combate real con una capacidad de ataque profundo gracias a los misiles de crucero naval (NCM) de la empresa MBDA. También pueden utilizar el nuevo torpedo pesado F21, así como los misiles SM39. Los submarinos Barracuda también permiten el despliegue sigiloso de fuerzas especiales.
Francia estrena su primer submarino nuclear de nueva generación de la clase Barracuda.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!