Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El fabricante de armas estadounidense Lockheed Martin planea casi duplicar la producción de misiles Javelin, el arma antitanque que ha ayudado a Ucrania a luchar contra la invasión rusa, para reponer los inventarios del ejército de Estados Unidos y de las fuerzas armadas de países aliados que han donado miles de unidades de esta mortal arma a Kiev. 

Así lo dijo el director ejecutivo James Taiclet en una entrevista realizada este domingo. El objetivo es aumentar la producción a 4.000 misiles fabricados al año un incremento sustancial de los 2.100 por año que se fabrican actualmente. A pesar de este anuncio, por el desafío tecnológico e industrial que supone un emprendimiento de este tipo, Taiclet dijo que conseguir el aumento en la capacidad de producción tomará un par de años.

"El ejército ucraniano ha utilizado los misiles de Lockheed con gran eficacia para destruir tanques y armamentos rusos, y la empresa está aumentando la producción para garantizar que los suministros militares estadounidenses no se agoten. En este momento, Lockheed puede construir alrededor de 2.100 jabalinas al año", dijo Taiclet el domingo en "Face the Nation" de CBS.

“Nos estamos esforzando por llevar eso hasta 4.000 por año, y eso tomará varios meses, tal vez incluso un par de años para llegar allí porque tenemos que hacer que nuestra cadena de suministro también se ponga en marcha”, dijo Taiclet. “Creemos que podemos casi duplicar la capacidad en un tiempo razonable”.

Una forma de ayudar a la situación es que el Congreso apruebe la Ley de Innovación Bipartidista que impulsaría el diseño y la fabricación nacional de microprocesadores, reduciendo la dependencia del suministro extranjero, dijo Taiclet. Cada Javelin requiere alrededor de 250 microprocesadores, agregó. Lockheed está trabajando con socios, incluida Intel Corp., para respaldar las necesidades de la industria de defensa.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, visitó la fábrica de Javelin en Troy, Alabama, la semana pasada e instó al Congreso a autorizar una ayuda adicional de US$33.000 millones para Ucrania, mientras que  los legisladores advirtieron que las reservas del principal arma antitanque del Ejército y el Cuerpo de Marines se ha agotado por la guerra.

El sistema de misiles portátil autoguiado, que pesa solo 22 kilogramos, ha demostrado ser invaluable para los combatientes ucranianos, que pueden disparar contra vehículos rusos desde una distancia de hasta 4.000 metros y luego huir rápidamente. Estados Unidos ya entregó alrededor de 5.000 de los 5.500 Javelin que la Casa Blanca se comprometió a proporcionar a Ucrania, dijo a los periodistas la semana pasada un alto funcionario de defensa.

Estados Unidos ha enviado a Ucrania armas por valor de 3.400 millones de dólares desde que Rusia invadió el país el 24 de febrero, incluyendo Javelins, así como obuses, sistemas antiaéreos Stinger, munición y chalecos antibalas.

“Podemos empezar a subir el ritmo ahora y aumentar la producción inmediatamente”, dijo Taiclet, señalando que la firma prevé un aumento de la demanda de “sistemas superiores en un número suficientemente grande”.

“Estamos planeando a largo plazo y no sólo en el Javelin”, dijo, señalando que espera ver un aumento de la demanda más allá de la guerra de Ucrania debido a las amenazas de Rusia y China.
Lockheed Martin pretende duplicar la producción de misiles antitanque Javelin para reponer inventarios del Ejército de EEUU.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!