Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Desde el inicio del ataque de Rusia a Ucrania, la OTAN ha tomado todas las medidas pertinentes para proteger a sus estados miembros a lo largo de su flanco oriental de una posible agresión enemiga. En el aire, el Mando Aéreo Aliado comanda y emplea más de 30 aviones militares de naciones aliadas y de la OTAN para realizar actividades de vigilancia reforzada.

Así lo ha asegurado Oana Lungescu, portavoz de la alianza, quien en una serie de mensajes en Twitter ha asegurado que la OTAN "ha aumentado sustancialmente el número de cazas en alerta en Europa del Este en respuesta al ataque no provocado de Rusia a Ucrania".

La vigilancia reforzada de la OTAN es una poderosa declaración de la determinación y cohesión de la Alianza que demuestra su compromiso de proteger cada centímetro del territorio de la OTAN.

"Las fuerzas aéreas de la OTAN han reforzado su presencia en la parte oriental de la Alianza ayudando a proteger a la OTAN contra cualquier agresión. Varias docenas de aviones de combate están en alerta en cualquier momento para responder a posibles violaciones del espacio aéreo y para disuadir la agresión", dijo el jefe de Estado Mayor del Cuartel General del Mando Aéreo Aliado, el General de División Jörg Lebert.

"El Comando Aéreo Aliado integra los cazas de las fuerzas aéreas aliadas, aviones de transporte y reabastecimiento de combustible aire-aire, así como las plataformas de control y alerta aerotransportadas (AWACS), tanto aliadas como de la OTAN, en un despliegue permanente para salvaguardar los cielos aliados. Estos activos nos permiten patrullar el espacio aéreo aliado y tener conocimiento de la situación las 24 horas del día, los 7 días de la semana sobre la OTAN y el territorio adyacente”, agregó.

Los cazas aliados despegan de sus bases, de las bases de avanzada o de los portaaviones para realizar misiones de patrulla aérea a lo largo del flanco oriental de la Alianza. Para lograr este cometido, el Mando Aéreo Aliado creó un Componente Aéreo de Fuerza Conjunta (JFAC) para planificar, asignar y controlar las aeronaves aliadas que realizan actividades de vigilancia reforzada. 

Tanto los Centros de Operaciones Aéreas Combinadas de Uedem (Alemania) y Torrejón (España) como el Centro de Mando y Control Desplegable de Poggio Renatico (Italia) han desplegado personal para aumentar el JFAC para esta misión.

“La vigilancia reforzada de la OTAN es una poderosa declaración de la determinación y cohesión de la Alianza bajo el paraguas del concepto de Disuasión y Defensa del Área Euroatlántica”, dijo el General de División Lebert. 

“Estas actividades son medidas prudentes y defensivas que mejoran nuestra preparación, apuntalan los objetivos de prevención de guerras de la Alianza y demuestran claramente nuestro compromiso de proteger cada centímetro de territorio de la OTAN de todos nuestros Aliados”, concluyó Lebert.
30 cazas de la OTAN en patrulla permanente defienden 24/7 el flanco oriental de Europa de una agresión rusa.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!