Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

El pasado miércoles 16 de marzo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el envío de un gran paquete de armas antiaéreas de “mayor alcance” y 100 drones de fabricación estadounidense a Ucrania con el fin de mantener la fuerte resistencia contra las tropas invasoras de Vladimir Putin.

En el caso de los drones, se trata de los Switchblade, fabricados por la compañía norteamericana AeroVironment, también conocidos como “drones kamikaze” o “misiles suicidas”, que gracias a su tamaño pequeño y sensores electro-ópticos cuentan con una gran precisión y son más sutiles que, por ejemplo, los misiles antitanque Javelin, también suministrados por las fuerzas norteamericanas.

Soldados ucranianos están siendo entrenados en Estados Unidos en el uso de los drones armados Switchblade que Washington está enviando a Kiev, dijo el miércoles un alto funcionario del Pentágono.

El vocero del departamento de Defensa, John Kirby, dijo que se trataba de un número "muy pequeño" de soldados ucranianos que ya estaban presentes en Estados Unidos antes de que Rusia invadiera su país.

"Aprovechamos la oportunidad para entrenarlos durante unos días, especialmente en los drones Switchblade, así pueden volver (...) y entrenar a sus colegas en el ejército ucraniano", aseguró Kirby.

El vocero añadió que unos 100 drones se han enviado para reforzar la lucha de los ucranianos contra las tropas rusas. Este tipo de drones son esencialmente bombas controladas a remoto dirigidas contra objetivos enemigos.

"Llegaron allá al inicio de esta semana" dijo el vocero a la vez que indicó que los soldados ucranianos en entrenamiento "es un número pequeño, menos de una docena".

Nombrados así por la manera como despliegan sus alas en el lanzamiento, los drones Switchblade son también conocidos como municiones merodeadoras pues pueden volar hacia las áreas objetivo y permanecer ahí hasta identificar un blanco. El operador entonces puede dirigirlo hacia el objetivo para hacerlo explotar.

En su versión original, estas armas eran suficientemente pequeñas para ser transportadas en un morral, y fueron usadas por tropas estadounidenses en Afganistán.

Una versión más grande, con más explosivos para atacar a vehículos blindados, fue desarrollada por Estados Unidos, pero el Pentágono no quiso confirmar cual de los dos fue enviado a Ucrania.

Hay dos modelos de estas “municiones de merodeo”. Los Switchblade 300 son los más pequeños. Miden unos 30 centímetros, pesan casi 2,5 kilogramos, y se lanzan desde un pequeño tubo parecido a un mortero. 

Con un ataque de precisión con munición avanzada, cuentan con un alcance de 10 kilómetros y una autonomía de 15 minutos. Su velocidad de crucero es de 100 kilómetros por hora y operan a una altitud menor a los 152 metros. Su ojiva, del tamaño de una granada, es eficaz contra vehículos no blindados y grupos de tropas; no puede penetrar el blindaje de los tanques.

El otro modelo disponible son los Switchblade 600, mucho más grandes y efectivos contra objetivos blindados: pesan unos 22,5 kilogramos y miden 1,3 metros. Cuentan con ataque de precisión con ojiva antiblindaje, lo que lo hace útil contra vehículos. Tienen una altitud de funcionamiento menor a los 200 metros, su alcance es de 40 kilómetros, y la autonomía de vuelo asciende a 40 minutos.

Ambos modelos se manejan con una tablet, pueden ser configurados en minutos y, según AeroVironment, su fabricante, pueden burlar con facilidad las defensas aéreas rusas porque son difíciles de detectar por un radar.

Si bien las autoridades norteamericanas no detallaron qué modelo será enviado a Ucrania, se presume que serían los primeros, los Switchblade 300. Estos pueden ser muy importantes para las fuerzas ucranianas a medida que las ciudades del país son cada vez más sometidas a fuertes bombardeos de artillería.

Este tipo de drones pueden utilizarse en particular contra las baterías de artillería, ya sea de cañones o de lanzacohetes, ya que se trata de objetivos más “blandos” que los tanques. La precisión que ofrecen los Switchblade permite centrarse en objetivos de gran valor como lo son los cuarteles generales y vehículos de mando y control.

Tras cinco semanas desde el inicio de la invasión rusa, que ya dejó millones de desplazados y miles de muertos y heridos, las fuerzas ucranianas están bien preparadas para utilizar los Switchblade. De hecho, hace ya tiempo, incluso antes del conflicto bélico con Rusia, las autoridades militares ucranianas se dieron cuenta de que las municiones de merodeo podrían ser eficaces ante la amenaza de Putin.

Mientras Ucrania intenta abastecerse, como puede, de más armamento, continúan llegando envíos de sus aliados, como Estados Unidos. Además de los Switchblade, el gobierno de Biden también anunció la provisión de 800 misiles antiaéreos, 9.000 proyectiles antiblindados, 6.000 lanzacohetes, 1.000 armas más ligeras para destruir vehículos acorazados además de lanzagranadas, rifles, pistolas, ametralladoras y millones de balas. 

Sin embargo, según afirmó Washington, son los drones kamikaze -que ya fueron utilizados por las fuerzas norteamericanas en Irak y Afgnistán contra los talibanes-, “los que asestarán el golpe definitivo a Rusia”.
Estados Unidos envió drones kamikaze 'Switchblade' a Ucrania para enfrentar la invasión rusa.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!