Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Varios países de la OTAN están enviando grandes cantidades de armamento a Ucrania para reforzar la capacidad de combate de los soldados que enfrentan a las tropas rusas invasoras. Durante los últimos días las donaciones se han enfocado en equipos de artillería de campaña, necesarios para contrarrestar el inmenso y superior poder de fuego ruso.

Estados Unidos, Canadá, Francia y Países Bajos son las más recientes naciones que están despachando sistemas de artillería de última generación hacia el país europeo con el fin de ser desplegados en el menor tiempo posible en las llanuras del este de Ucrania, donde en estos momentos se lleva a cabo lo que el presidente ucraniano, Volodymir Zelensky, describió como "la gran batalla del Donbass".

El primer país en mandar este tipo de armamento fue Estados Unidos, cuyo gobierno anunció hace un par de días un nuevo paquete de ayuda militar de 800 millones de dólares enfocados en sistemas de fuego indirecto.

El nuevo paquete militar incluye artillería pesada muy necesaria compuesto por 90 obuses de 155mm (posiblemente del tipo M777), así como 144.000 rondas de munición, 90 vehículos tácticos utilizados para remolcar los obuses al campo de batalla y drones (tanto de vigilancia como suicidas). Este paquete se suma a los aproximadamente 2.600 millones de dólares en ayuda militar que Biden había aprobado anteriormente.

A esta iniciativa se sumó Canadá, país que entregó recientemente cuatro de sus relativamente nuevos obuses M-777 al ejército de Ucrania para ayudarlo a enfrentar una renovada ofensiva rusa desde el Este.

El primer ministro Justin Trudeau reveló el plan para enviar lo que llamó "artillería pesada" a principios de esta semana, pero no ofreció detalles sobre lo que donaría el ejército canadiense. “Su solicitud más reciente fue exactamente por eso, por artillería pesada, por razones de seguridad operativa”, dijo Trudeau el miércoles. "No puedo entrar en detalles en este momento sobre cómo y qué estamos consiguiendo exactamente".

Según varias fuentes de defensa, el paquete canadiense incluye una serie de municiones inteligentes de rango extendido Excalibur que quedaron de la guerra de Afganistán. Los proyectiles guiados por GPS tienen un valor aproximado de 112.000 dólares estadounidenses por ronda.

De igual manera, Canadá envió recientemente una parte de su antiguo stock de armas antitanque Carl Gustaf y el Departamento de Defensa Nacional dijo que ha proporcionado una "cantidad significativa de cohetes antiblindaje adicionales", que fueron solicitados por los ucranianos.

Francia también se a unido a esta tendencia y está suministrando a Ucrania misiles antitanque Milán y obuses autopropulsados de 155 milímetros Nexter Caesar, según confirmó el presidente Emmanuel Macron en una entrevista con un medio local publicada este viernes.

Hasta ahora, París se había cuidado de no especificar los tipos de armas entregadas a Kiev, concediendo sólo a mediados de abril "100 millones de euros de donaciones de equipos ya realizados" y anunciando la provisión de "capacidades militares complementarias".

"Estamos entregando (...) equipos sustanciales, desde misiles Milán hasta César y varios tipos de armas", dijo Emmanuel Macron al diario al ser preguntado por el suministro de armas pesadas por parte de Europa a Ucrania. "Creo que debemos seguir por este camino. Con siempre una línea roja que es no entrar en cobeligerancia", añadió.

Preguntado por la AFP, el Elíseo no precisó el número de misiles Milán y de cañones César entregados, para no "dar información operativa" que pudiera ser utilizada por el ejército ruso.

 Los misiles de Milán "ya han sido donados", dijo la fuente. Le Monde, que reveló la información el 9 de marzo, mencionó "algunas docenas de armas" salidas de los depósitos del ejército francés. Los César están "en proceso de ser entregados en los próximos días", así como "miles de proyectiles", según el Elíseo. Unos cuarenta soldados ucranianos también serán entrenados en Francia para ocuparse de ellos a partir del sábado, añadió la presidencia sin dar más detalles.

El ejército francés tiene 76 Césares. El cañón de 155 mm montado en camión, con un alcance de 40 km, también se ha exportado a Dinamarca, Indonesia, Marruecos, Arabia Saudita, la República Checa y Tailandia.

Finalmente, los Países Bajos planean entregar varios obuses autopropulsados ​​PzH 2000 de 155 mm de fabricación alemana a Ucrania, mientras que Alemania suministrará municiones de 155 mm y ofrecerá entrenamiento para artillería pesada.

Toda esta masiva donación en equipos de artillería tiene su razón de ser: En su primer mes de invasión en Ucrania, las columnas blindadas de Rusia se encontraron con emboscadas letales en los bosques y suburbios alrededor de Kiev por parte de la infantería ucraniana equipada con armas antitanque portátiles.

Sin embargo, ahora el ejército ruso ha dirigido sus tropas hacia la región de Donbas en el este de Ucrania, que es un terreno relativamente abierto donde la infantería ucraniana con misiles portátiles no puede derrotar por sí sola a los batallones mecanizados rusos.

Las fuerzas armadas ucranianas ahora necesitarían más tanques y artillería móvil para atacar objetivos sin exponer al personal a pie a la enorme potencia de fuego de Rusia. Por lo tanto, los obuses M777 americanos y canadienses, los Caesar franceses y los PzH-2000 holandeses ciertamente pueden ayudar a Ucrania a montar una contraofensiva efectiva contra las fuerzas rusas en la región de Donbass.
Estados Unidos, Canadá, Francia y Países Bajos donan centenares de obuses a Ucrania para enfrentar al Ejército Ruso en el Donbass.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!