Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Dos helicópteros de ataque Mi-24 Hind de la Aviación del Ejército Ucraniano cruzaron la frontera hacia Rusia la madrugada de este viernes 1 de abril y bombardearon una instalación de almacenamiento de combustibles en la ciudad rusa de Belgorod, ubicada a 30 kilómetros de la frontera. 

Esta ofensiva militar sería el ataque directo más arriesgado que ha ejecutado Ucrania contra los intereses e infraestructura rusa desde que comenzó la guerra hace cinco semanas; también sería aparentemente el primer ataque lanzado por aviones tripulados contra territorio ruso desde, por lo menos, la Guerra de Corea.

Rusia aseguró que dos helicópteros militares de Ucrania atacaron las instalaciones, según informó el gobernador de la región de Belgorod, Vyacheslav Gladkov.  

“Hubo un incendio en el depósito de petróleo debido a un bombardeo lanzado por dos helicópteros militares ucranianos, que entraron a territorio ruso volando a baja altitud”, informó Vyacheslav Gladkov en su cuenta de Telegram.

En otro mensaje, el gobernador indico que los bomberos trabajaban para apagar el incendio y que dos empleados del depósito resultaron heridos. El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia afirmó de su lado que 170 socorristas intervenían en el lugar.

El Kremlin estimó que el ataque afectará las negociaciones bilaterales para poner fin a la ofensiva en Ucrania: “Está claro que no se puede considerar esto como algo que va a crear las condiciones apropiadas para la continuación de las negociaciones”, dijo Dmitri Peskov, portavoz de la presidencia rusa.

Por su parte el Ministerio de Defensa de Ucrania declinó comentar directamente dichas acusaciones, si bien dijo que su país está llevando a cabo una operación defensiva y no puede ser considerado responsable de "cada catástrofe que suceda en el territorio de Rusia". 

"No voy a confirmar ni negar estas acusaciones", afirmó el portavoz del Ministerio, Oleksandr Motuzyanyk, en una sesión informativa.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo: “No puedo confirmar ni rechazar la afirmación de que Ucrania estuvo involucrada en esto simplemente porque no poseo toda la información militar”.

Los hechos se reportaron el viernes por la mañana, cuando comenzaron a aparecer videos en las redes sociales que mostraban a dos helicópteros Mi-24 realizando ataques con cohetes contra la gran instalación de almacenamiento de combustible. En las imágenes se ve como los tanques de almacenamiento de petróleo explotan tras el paso de los helicópteros y se produce un incendio masivo, que parece estar todavía ardiendo en este momento.

Belgorod se encuentra aproximadamente a solo 18 millas al norte de la frontera con Ucrania, pero en esa área hay una gran despliegue de fuerzas rusas, dispuestas allí para soportar el asedio que vive desde hace varias semanas Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania y que ha sido atacada por las tropas de Vladimir Putin desde que comenzó la guerra. 

El posible hecho de que los humildes Mi-24 pudieran infiltrarse en Rusia en un área tan fuertemente militarizada y defendida para realizar un ataque tan impune, sería una muestra fehaciente y condenatoria de las diezmadas capacidades actuales de defensa aérea de Rusia. 

Esa área estaría especialmente poblada por muchos radares y varias capas de los sistemas de defensa aérea rusos, incluidas unidades antiaéreas de corto alcance que están diseñadas específicamente para apuntar y atacar helicópteros que vuelan bajo en cualquier condición climática.

Los helicópteros involucrados en la redada habrían sido Mi-24 'Hinds' operados por la Aviación del Ejército de Ucrania, los cuales estaban equipados con cañones de 30 mm y cuatro pods lanzacohetes de 80mm. 

Analistas internacionales estiman que Ucrania tenía una flota de 34 helicópteros 'Hind' antes del inicio de las hostilidades, una cifra que posiblemente se mantenga alta gracias a las ordenes de dispersión emitidas durante los primeros días de la guerra, para evitar su destrucción durante los bombardeos rusos a las bases aéreas.

Finalmente este ataque deja muy mal parado al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, quien tan solo hace un par de días había declarado que Rusia "había ganado la supremacía aérea" en Ucrania, afirmando que "La fuerza aérea y el sistema de defensa aérea ucranianos han sido prácticamente destruidos".

Shoigú afirmó sin presentar pruebas que de los 152 aviones que estaban en la composición de combate de las Fuerzas Armadas de Ucrania antes del inicio de la operación, 123 fueron destruidos, de los 149 helicópteros, 77, y de los 180 sistemas de defensa aérea de largo y mediano alcance, 152.
Dos helicópteros Mi-24 ucranianos bombardearon, en un temerario ataque, un depósito de combustible en la ciudad rusa de Bélgorod.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!