Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un ataque con cohetes lanzados contra una estación de tren de Kramatorsk, usada para evacuaciones en el este de Ucrania, ha dejado al menos 50 muertos y más de 300 heridos. Desde esta ciudad del este de Ucrania, miles de personas ha sido y seguían siendo evacuadas hacia otras regiones más seguras del país.

Un periodista de la agencia de noticias AFP aseguró que horas antes había estado en la estación y vio que cientos de personas seguían esperando un tren para salir de la ciudad, ante la amenaza inminente de una ofensiva rusa de gran envergadura.

 La ciudad de Kramatorsk, de alrededor de 150.000 habitantes, está en el norte de la provincia de Donetsk, donde se concentran los ataques de Rusia para tomar el control completo de la región de Donbás.

Las fuerzas invasoras rusas eran plenamente conscientes de que la estación es un punto de evacuación hacia el oeste del país, según ha asegurado el Ministerio de Exteriores de Ucrania. 

“Es el mal sin límites”, ha denunciado el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, sobre el ataque. El mandatario también ha expresado su condena al ataque a través de su perfil de Telegram: “Están destruyendo cínicamente a la población civil. Si no se castiga, nunca se detendrán”. 

Zelenski ha apuntado, además, en una comparecencia telemática ante el Parlamento de Finlandia, que en la central ferroviaria alcanzada por dos proyectiles no había presencia de militares ucranios.

Por su parte, la compañía ferroviaria ucraniana confirmó que dos cohetes habían caído en la estación. "Este es un golpe deliberado a la infraestructura de pasajeros del ferrocarril y los residentes de Kramatorsk", comunicaron los ferrocarriles ucranianos en Facebook. 

Entre las imágenes del horror que han sido publicadas en redes sociales, se puede reconocer la sangre de las víctimas mezclada entre maletas, bolsas y equipajes de sus vidas empaquetadas y la foto del misil que ha impactado contra la estación, un cohete Tochka-U. Se trata de un misil balístico táctico de corto alcance y de origen soviético, que puede alcanzar entre 70 y 185 kilómetros y que Rusia niega utilizar en sus ofensivas, a pesar de la fuerte evidencia de fotos y videos que indica que el Ejército Ruso los ha desplegado en la zona de conflicto.
Demencial ataque: 50 civiles muertos y 300 heridos dejó bombardeo ruso contra estación de trenes en Ucrania.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!