Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Totalmente destrozado y partido a la mitad quedó el camión tipo NPR del Ejército Nacional de Colombia donde se desplazaba un grupo de militares atacados por narcoterroristas del 'Clan del Golfo' en zona rural del municipio de Frontino (Antioquia). La arremetida criminal dejó un saldo de seis soldados asesinados, cinco gravemente heridos y un uniformado que en estos momentos se encuentra desaparecido.

Las imágenes del hecho, difundidas en redes sociales, dan cuenta de la magnitud y sevicia con las cuales los terroristas atacaron las tropas que se movilizaban por el corregimiento Nutibara a la medianoche de este martes 19 de abril, tras cumplir con una operación militar en el corregimiento de Murrí.

Las escena es perturbadora y demuestra la vulnerabilidad de estos vehículos comerciales -de diseño civil- ante este tipo de ataques donde se emplean grandes cargas explosivas. Estos camiones ampliamente usados por las Fuerzas Armadas de Colombia no cuentan con ningún tipo de protección balística o contra artefactos explosivos improvisados (como los usados en esta ocasión) y por lo general se convierten en vulnerables ataúdes con ruedas cada vez que son atacados por miembros de organizaciones criminales al margen de la ley.
Así quedó el camión NPR del Ejército de Colombia donde murieron seis soldados tras una emboscada con explosivos en Antioquia 
Emboscadas como la presentada este martes, desafortunadamente suceden con estremecedora frecuencia en el marco del conflicto colombiano, mostrando la indolencia y la desidia de instituciones y gobiernos que tras casi 60 años de estar inmiscuidos en una guerra contra los grupos armados, no han hecho mayores esfuerzos para dotar a sus soldados con equipos de movilidad adecuados y seguros para realizar desplazamientos por zonas peligrosas.

Los militares asesinados en este hecho terrorista fueron identificados como Edwar Fernando Agudelo Castaño, Emir Esli Baldovino Zabaleta, Yonaiker Cordero Rivera, Juan Daniel Lozano Oviedo, Kevin Luís Altamiranda Cantero y Héctor Fabio Buelvas Ospina; los cuales son los más recientes miembros de una interminable y dolorosa lista de uniformados que han muerto entre las estacas, astillas y los hierros retorcidos de este tipo de vehículos inadecuados para las misiones que realizan.

Ya es hora que además de las acostumbradas y acartonadas condolencias a los familiares de los héroes de la patria asesinados en este tipo de ataques, tanto el Gobierno Nacional como las Fuerzas Armadas de Colombia tomen cartas en el asunto y equipen a sus soldados con medios que aseguren su vida y no sean expuestos como carne de cañón en camiones diseñados para transportar ganado.

Opciones para lograr esto hay muchas en el mercado: Desde el proyecto "TITAN ACORAZADO"  diseñado por el propio Ejército Nacional, pasando por desarrollos nacionales de excelente calidad como el blindado tipo "HUNTER XL" de Armor Internacional, hasta llegar a la posibilidad de recibir en donación algunos de los miles de blindados tipo MRAP que tiene Estados Unidos en su inventario y que entraron en desuso luego de su retirada de Afganistán. 
Así quedó el camión del Ejército de Colombia donde murieron seis soldados tras una emboscada con explosivos en Antioquia 
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!