Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Un helicóptero UH-60 Black Hawk estadounidense completó por primera vez un vuelo totalmente autónomo sin que nadie estuviera en la cabina. La tecnología que lo hizo posible podría cambiar la forma de realizar misiones, aseguran sus creadores.

Sikorsky, empresa de Lockheed Martin, completó 30 minutos de vuelo sin pilotos sobre las instalaciones del Ejército de EEUU, en Fort Campbell, Kentucky, el 5 de febrero. También se realizó un vuelo sin pilotos el 7 de febrero.

El Black Hawk fue equipado con el Sistema de Automatización en Cabina de Trabajo de Tripulación (ALIAS, por sus siglas en inglés) que se basa en las tecnologías de autonomía MATRIX de la compañía fabricante de helicópteros Sikorsky (subsidiaria de Lockheed Martin). Se trata de un proyecto conjunto de Sikorsky y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de EEUU.

Alias es una arquitectura de automatización flexible y extensible para aeronaves tripuladas existentes que permite operaciones seguras con tripulación reducida, lo que facilita la adición de altos niveles de automatización a las aeronaves existentes. También proporciona una plataforma para integrar capacidades adicionales de automatización o autonomía adaptadas a misiones específicas.

“Con cargas de trabajo reducidas, los pilotos pueden concentrarse en la gestión de la misión en lugar de la mecánica”, dijo Stuart Young, director del programa en la Oficina de Tecnología Táctica de Darpa. “Esta combinación única de software y hardware autónomos hará que volar sea más inteligente y seguro”.

El programa Alias ha aprovechado los avances considerables en los sistemas de automatización de aeronaves durante los últimos 50 años, así como avances similares en aeronaves pilotadas a distancia. Incluso en las aeronaves más automatizadas de la actualidad, los pilotos aún deben administrar interfaces complejas y responder a situaciones inesperadas.

Alias tiene como objetivo respaldar la ejecución de una misión completa desde el despegue hasta el aterrizaje, incluido el manejo autónomo de eventos de contingencia, como fallas en el sistema de la aeronave.

“Con Alias, el Ejército tendrá mucha más flexibilidad operativa”, dijo Young. “Esto incluye la capacidad de operar aeronaves en todo momento del día o de la noche, con y sin pilotos, y en una variedad de condiciones difíciles, como entornos visuales conflictivos, congestionados y degradados”.

DARPA y Sikorsky han invertido aproximadamente 160 millones de dólares en el programa cuyo objetivo es solucionar las principales causas de los percances en la aviación, los errores humanos y los entornos visuales conflictivos. El programa fue iniciado en 2016 y en 2018 los primeros prototipos alzaron vuelo, aunque fue bajo supervisión de los pilotos dentro de las cabinas.
Por primera vez un helicóptero UH-60A Black Hawk vuela sin tripulación
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!