Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

Casi 10 años después del lanzamiento del programa de conversión del A330 de pasajeros en aviones de carga, la demanda de aviones de carga exclusivos en todo el mundo es más importante que nunca. A pesar de los retos que la pandemia ha causado al sector aéreo, también ha abierto nuevas oportunidades, especialmente para el mercado de la aviación de carga. 

Dada la reconfiguración del panorama económico mundial en el último año, la carga aérea ha sido un actor clave para satisfacer la creciente demanda de grandes lotes de suministros médicos y vacunas contra el COVID-19, así como para el aumento del envío de carga generado por el siempre creciente negocio del comercio electrónico en todo el mundo, que ha llevado incluso a la intensificación de las tasas de comercio entre regiones, como ha sido el caso de América Latina y Asia.

Tan solo en México, el transporte de carga creció un 9% en abril de este año, en comparación con las cifras de 2019, de acuerdo con los registros de las autoridades locales. A nivel mundial, por otra parte, la demanda de carga aérea también superó los niveles previos a la pandemia en abril de 2021, con un crecimiento del 12 por ciento (frente a 2019), y creció un 7,8 por ciento en comparación con el mes anterior, según la IATA.      

En este escenario, el programa A330P2F (P2F, passenger to freighter), que cuenta con dos versiones (A330-200P2F y A330-300P2F), se posiciona como el aliado ideal para el mercado latinoamericano de cargueros gracias a la tecnología de punta que incorpora de la Familia A330, incluyendo controles de vuelo fly-by-wire, un 20 por ciento menos de consumo de combustible y una carga útil hasta un 30 por ciento mayor que la de los cargueros de la generación anterior. 

Además, el A330 ofrece una plataforma muy sólida para la conversión de aviones de carga, ya que se han pedido más de 1.600 A330 y se han entregado más de 1.300 desde su entrada en servicio, lo que proporciona una gran fuente de aviones para apoyar el programa de conversión durante los próximos 20 años. El A330P2F tiene una capacidad máxima de carga útil de 60 toneladas y una autonomía de vuelo de 7.778 km, lo que permitiría, por ejemplo, volar 17 vagones medianos sin escalas desde Ciudad de México a Buenos Aires.  

De los dos modelos, el A330-300P2F es especialmente adecuado para integradores y compañías de transporte express, gracias a su gran capacidad volumétrica de carga útil con baja densidad, mientras que el A330-200P2F está optimizado para una mayor densidad de carga y un mayor alcance. Por lo tanto, los operadores latinoamericanos podrían desplegar cualquiera de estos dos aviones en rutas transatlánticas e intrarregionales para ampliar su presencia a mercados con altos índices de comercio hacia y desde la región.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!