Full width home advertisement

Destacado

Mundo

Industria

Colombia

Latinoamérica

Post Page Advertisement [Top]

En un hecho muy pocas veces visto, cuatro portaaviones (dos estadounidenses, uno británico y uno japonés) se juntaron en días pasados a una flotilla de 17 buques de guerra de seis países para entrenarse de manera conjunta en el Mar de Filipinas, con el fin de plantar cara a China y sus ambiciones expansionistas en la región.

El USS Ronald Reagan, recientemente desplegado desde el Medio Oriente, se reunió con el USS Carl Vinson, el HMS Queen Elizabeth y el portahelicópteros Kaga el pasado sábado al suroeste de la isla de Okinawa, según un comunicado de prensa emitido por la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón. Los gigantescos aeropuertos flotantes fueron escoltados por otros buques de guerra de Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Nueva Zelanda, Holanda y Canadá.

El entrenamiento, que incluyó defensa aérea, guerra antisubmarina, maniobras tácticas y simulacros de comunicación, continuó hasta el domingo, según el comunicado japonés.

Las unidades de la Armada de Estados Unidos involucradas en el ejercicio incluyeron los destructores de misiles guiados USS Shiloh, USS Chafee, USS The Sullivans y el crucero de misiles guiados USS Lake Champlain. Los buques de las otras naciones incluían destructores, fragatas y embarcaciones logísticas de reabastecimiento.

Ante este ejercicio, China parece haber desplegado embarcaciones militares para seguir a las formaciones de portaaviones estadounidenses y británicos que luego del entrenamiento navegaron hacia el Mar de China Meridional.

Imágenes satelitales compartidas en redes sociales muestran elementos del grupo de batalla del USS Carl Vinson y del HMS Queen Elizabeth Carrier Strike Group de la Royal Navy siendo escoltados por unidades navales sin identificar frente a la costa oeste de Filipinas este 5 de octubre.
 
El buque insignia del Reino Unido HMS Queen Elizabeth estaba al oeste del Estrecho de Luzón, que separa Taiwán y Filipinas, mientras que el USS Carl Vinson operaba al norte del disputado Cayo Scarborough, que es reclamado por Manila pero administrado por Pekín.

El ejercicio finalizó mientras los militares chinos sobrevolaban con 16 aviones de guerra las aguas al sur de Taiwán, a menos de 400 millas náuticas de Okinawa. China envió 38 aviones de guerra a la zona el viernes y 39 aviones el sábado, la mayor cantidad en un solo día desde que Taiwán comenzó a publicar informes sobre los vuelos en septiembre de 2020. Los vuelos se produjeron en salidas diurnas y nocturnas.

Un comunicado del portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, advirtió que la actividad militar de China cerca de Taiwán supone un riesgo de error de cálculo y socava la paz y la estabilidad regionales. “Instamos a Pekín a que cese sus presiones y coacciones militares, diplomáticas y económicas contra Taiwán”, decía el comunicado.

Cabe recordar que el Mar de China Meridional se ha convertido en escenario de múltiples trifulcas y roces diplomáticos entre estas potencias mundiales en los últimos tiempos, ya que Pekín reclama prácticamente la totalidad de esas aguas, en disputa con otros países vecinos como Taiwán, Vietnam o Filipinas.

EEUU asegura que este entrenamiento forma parte de la presencia habitual de la Armada de EEUU en el Indo-Pacífico. China, en cambio, considera que se trata de una provocación. Así lo ha hecho saber el Comando del Teatro Sur del Ejército Popular de Liberación de China (EPL), que ha prometido permanecer en alerta máxima y salvaguardar la soberanía y la seguridad de China, además de proteger la paz y la estabilidad en el Mar del Sur de China.

Los analistas ven en estos movimientos una jugada para disuadir a China, que en los últimos años ha aumentado su presencia naval en la que considera su zona marítima natural. 
Los cuatro portaaviones de Estados Unidos, Reino Unido y Japón.
Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.
¡Síguenos en Facebook y en Twitter y no te pierdas de nuestras más recientes noticias!